Noticia: El SCS reduce en casi 600 pacientes la lista de espera quirúrgica y mejora la demora media en 24 días a pesar de la pandemia

Respecto a las mismas fechas del año pasado, ha disminuido el número de pacientes en cirugía infantil, vascular, ginecología, oftalmología, otorrinolaringología y urología

Santander – 27.07.2021

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha finalizado el mes de junio con un total de 585 pacientes menos en lista de espera quirúrgica que los registrados en el mismo período del año pasado. Además, ha conseguido mejorar en 24,12 los días de demora media para una intervención.

Las especialidades que más han reducido su lista de espera son cirugía infantil, cirugía vascular, ginecología, oftalmología, otorrinolaringología, traumatología y urología. Respecto a las demoras, éstas han disminuido en todas las especialidades, salvo cirugía maxilofacial, plástica y torácica.

De hecho, a pesar de seguir conviviendo con la pandemia, el SCS cierra el primer semestre del año con 11.357 pacientes en lista de espera quirúrgica, frente a los 11.942 del año pasado, y una demora media de 125,62 días, respecto a los 149,74 de 2020.

Un balance que, a pesar de ser positivo, aún arrastra las consecuencias del bloqueo de la actividad ocasionada por las sucesivas olas del Covid-19, que ha obligado en varias ocasiones a reducir las cirugías programadas. No obstante, cabe destacar que, incluso en las épocas más duras de la pandemia, se ha mantenido la actividad quirúrgica de los procesos urgentes, oncológicos y de aquellas patologías no demorables.

Por centros hospitalarios, cabe destacar la reducción de 354 pacientes en la lista de espera del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, seguida muy de cerca por el Hospital Comarcal de Sierrallana, con 70 pacientes menos.

Si nos referimos a los datos de espera media, el Hospital de Laredo es el centro asistencial con mejores datos, ya que tiene una disminución media de 45,29 días en sus intervenciones quirúrgicas. Por detrás se sitúan Sierrallana y Valdecilla con reducciones en sus demoras medias de 31,29 y 16,87 días, respectivamente.

Es por ello que el SCS ha diseñado una estrategia para hacer frente a la demanda ocasionada por la pandemia a través de la puesta en marcha de distintos planes de contingencia preparados para cada hospital. Como bien ha explicado la directora gerente del SCS, Celia Gómez, “ahora mismo mantenemos toda la actividad quirúrgica, pero el sistema está alerta porque la pandemia sigue estando aquí y estamos muy pendientes de su incidencia en la presión hospitalaria”.

La gerente del Servicio Cántabro de Salud reconoce que “el reto de 2021 es abordar la solución de los pacientes que acumulan más de un año de demora, porque en los hospitales se ha estado priorizando la actividad quirúrgica en función de la situación clínica de los pacientes en lista de espera”.

“Es más, aunque el objetivo de la legislatura se haya visto afectado por la pandemia, ahora los esfuerzos tienen que concentrarse en atender a esas personas que ya tienen un año de demora”, ha señalado Gómez.

El SCS ha realizado un “gran esfuerzo” para mantener, “incluso durante las etapas más duras de la pandemia”, la cirugía urgente y no demorable, los procesos oncológicos y los trasplantes.

15874856