Noticia: Revilla ve un futuro optimista para Cantabria y asegura que saldrá de la crisis “antes” y “en mejores condiciones” que otras autonomías

El presidente anuncia en el debate de orientación política inversiones empresariales valoradas en 2.162 millones y asegura que el empleo se encuentra próximo a los niveles previos a la pandemia

Santander- 29.06.2021

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha dibujado hoy un futuro “optimista” para la Comunidad Autónoma y ha asegurado que saldrá “antes” y “en mejores condiciones” que otras regiones de la crisis provocada por la pandemia, tal como apuntan los diferentes indicadores económicos y de empleo, el volumen de la inversión pública previsto para los dos próximos años y los proyectos empresariales privados en marcha. En este sentido, ha anunciado que 20 empresas cántabras tienen en marcha inversiones por importe de 2.162 millones de euros.

Revilla se ha pronunciado así en el discurso que ha pronunciado esta mañana en el Parlamento, con motivo del debate sobre la orientación política del Gobierno, en el que ha destacado que Cantabria está “muy cerca” de superar “la mayor adversidad” de su historia y salir de ella “fortalecida”, gracias a proyectos de inversión pública y privada que “a lo mejor sin la pandemia no hubiéramos soñado poner en marcha”.

En su repaso a la acción del Ejecutivo durante el último año, ha recordado que ha estado condicionada por el fortalecimiento de los servicios públicos esenciales de educación, sanidad y servicios sociales y las políticas de apoyo económico a los sectores “más damnificados” por la crisis sanitaria, que habrán percibido 115 millones de euros de recursos propios y estatales cuando finalice 2021.

A este respecto ha apuntado el acierto de las acciones inversoras desplegadas frente a la actual crisis, una solución opuesta a la receta de austeridad y recortes con que se afrontaron anteriores recesiones.

También ha destacado que el Gobierno de Cantabria ha sido “exigente” y “reivindicativo” a la hora de pedir el respaldo del Estado y ha valorado los pasos dados en el último año para saldar la deuda histórica del Gobierno central con la Comunidad Autónoma, pasos que espera se vean reforzados en la próxima selección de los proyectos que recibirán financiación del Plan de Recuperación de la Unión Europea, entre los que resaltado La Pasiega y el Mupac.

En este escenario y ante el incremento de los contagios registrado en los últimos días, pese a la buena marcha de la campaña de vacunación, Revilla ha pedido a los cántabros durante su comparecencia parlamentaria que actúen con responsabilidad y precaución frente a la COVID. “No nos arriesguemos de forma innecesaria, está tan próxima la solución que sería una pena estropearlo por no tener cuidado”, ha advertido.

Perspectivas económicas e industriales

En términos económicos, el presidente prevé que la economía cántabra alcance los niveles previos a la pandemia en el segundo trimestre de 2022, “mucho antes” que la media española, que lo hará en 2023. Para ilustrar este buen comportamiento de la economía regional ha destacado la menor caída del PIB registrada durante el año de pandemia, el mayor despegue del consumo privado, la buena marcha del Índice de Producción Industrial, que es hoy el mayor de España, y la evolución del empleo. “Tras un año de pandemia, Cantabria está creando empleo neto y reduciendo el desempleo en todos los sectores”, ha apuntado.

“Creo que la coyuntura que tenemos ante nosotros es muy esperanzadora para la Comunidad Autónoma, lo cual supone una inyección de aliento después de todo el padecimiento que hemos tenido”, ha señalado durante su discurso.

En esta coyuntura favorable, ha resaltado la inyección de los fondos extraordinarios habilitados por la UE, que hasta el momento se han traducido en 96,2 millones del Fondo REACT EU, que la región ya ha comenzado a recibir una vez formalizada su adhesión al Fondo de Liquidez.

Igualmente, ha detallado la confianza empresarial que denotan los proyectos industriales emprendidos por 20 empresas asentadas en la región, con una inversión total de 2.162 millones de euros.

Entre ellos, ha citado la ampliación de la central de bombeo de Aguayo de Repsol; el proyecto del grupo Leading para construir piezas de reactor; la construcción de tres plantas de energía renovable en Torrelavega, Astillero y Castro Urdiales, por parte de Highview Power; las nuevas inversiones energéticas planteadas por Solvay, EDP, Hidrocaleras e Iberdrola, entre otras iniciativas. En opinión del presidente, este volumen de inversión privada y de confianza empresarial “es el mejor test que se puede conseguir”.

Además, ha adelantado “muy buenas noticias” en materia industrial para el mes de julio, cuando se pondrán en servicio 240.000 nuevos metros cuadrados en Castro Urdiales y Val de San Vicente, a los que se sumarán a lo largo de la legislatura los proyectos para habilitar otros 4 millones de suelo productivo en La Pasiega, Laredo y Torrelavega.

Colaboración del Estado

Revilla ha analizado el estado de los proyectos dependientes del Estado y la ejecución de las obras comprometidas por el Gobierno central y ha indicado que, pese a algunos “retrasos”, el Estado “está cumpliendo adecuadamente” con Cantabria, como evidencian los pasos dados con la licitación de las obras del Desfiladero de La Hermida, los “avances significativos” de los proyectos el Tren de Alta Velocidad y la aprobación de uno de los tramos de la duplicación de la vía entre Santander y Torrelavega.

Ha avanzado además un acuerdo con el Gobierno de España, que hará posible la transferencia de 4,99 hectómetros cúbicos de agua del pantano del Ebro “sin coste para Cantabria”, con el fin de garantizar de abastecimiento de los municipios del arco de la Bahía durante el verano.

También se ha referido al pago de la deuda pendiente por la reconstrucción de Valdecilla –en este momento están en trámite de pago 66 millones-, al tiempo que ha recordado las deudas aún pendientes, como la anualidad del IVA de 2017, por importe de 45 millones, que cree que el Gobierno acabará pagando a todas las autonomías y no solo a aquellas que han acudido a la vía judicial, como es el caso de Cantabria.

Los servicios públicos esenciales

Revilla ha centrado gran parte de su discurso en los tres grandes servicios públicos “esenciales” para su Gobierno: la sanidad, la educación y los servicios sociales, que en un momento de dificultades extraordinarias, como las vividas durante la pandemia, se han distinguido por su fortaleza y capacidad de respuesta.

Sobre la sanidad ha dicho que constituye “el núcleo duro” de las prioridades del Gobierno y se ha mostrado orgulloso de su funcionamiento tanto para combatir la epidemia como para llevar adelante la campaña de vacunación, esfuerzo que ha compatibilizado con el cumplimiento de los objetivos de legislatura. Gracias a ello y a pesar de la pandemia, las listas de espera han mejorado tanto en el número de pacientes como en la demora media.

“Los resultados son más que aceptables” en el contexto actual, ha señalado el presidente, para quien el reto sanitario se centra ahora en avanzar hacia la completa normalidad asistencial y la mejora progresiva de los datos de la pandemia.

Además, ha defendido el esfuerzo de inversor realizado y que ha permitido, entre otras cosas, la contratación de más personal sanitario y la continuación de obras en infraestructuras sanitarias como el edificio de las Consultas Externas de Sierrallana, la Unidad de Endoscopias de Valdecilla o el Bloque Quirúrgico del Hospital de Laredo, así como los proyectos de los nuevos centros de salud de Polanco y Castro Urdiales en Atención Primaria.

En materia de servicios sociales, ha señalado que, pese a que el coronavirus fue devastador en los centros residenciales en un primer momento, Cantabria registró una de las tasas de letalidad más bajas del país y ha puesto en valor las políticas desarrolladas para construir el “escudo social” de Cantabria, como las ayudas al alquiler, la Renta Social Básica, el Fondo de Emergencia Social o el incremento del Plan Concertado de Servicios Sociales de Atención Primaria.

También ha valorado la nueva orden reguladora de las residencias, con el objetivo de avanzar hacia una atención personalizada, y la reducción de las listas de espera para el reconocimiento del grado dependencia, mediante la acreditación de nuevos profesionales, así como la mejora de los tiempos de resolución, por debajo de los 180 días, que sitúan a Cantabria como la segunda autonomía española que más rápido resuelve las solicitudes.

En vivienda, ha ponderado las políticas dirigidas a los jóvenes, como la promoción completa de viviendas destinada a este colectivo en Campuzano, que en breve se verá ampliada gracias a la incorporación de 36 viviendas más al parque público, que ha crecido un 37% en los dos años transcurridos de legislatura. 

El presidente ha mostrado su “orgullo” por el curso escolar recién acabado con un “éxito rotundo”, después de asegurar la presencialidad en todas las etapas, niveles y enseñanzas y conseguir “aulas seguras” incluso en los momentos de mayor transmisión del virus, gracias a la implicación de la toda la comunidad educativa.

Según ha avanzado, el compromiso del Gobierno está centrado ahora en el esfuerzo en recursos materiales y humanos para mantener esa seguridad el próximo curso que ya se está preparando y que aún requerirá medidas de prevención en interiores.

Junto a la prevención frente a la COVID-19, las prioridades educativas de Cantabria pasan ahora por la transformación de la Formación Profesional, la apuesta decidida por la escuela rural y la ampliación de la escolarización de 0-3 años, especialmente en el entorno rural, todos ellos pasos imprescindibles en el camino hacia la “educación de excelencia”, en los que van a tener un papel fundamental los fondos europeos.

El impulso a la FP en el que trabaja el Ejecutivo coincide en el tiempo con la nueva Ley de FP y con la llegada de fondos europeos por dos vías como son el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y los fondos REACT para provocar lo que -ha augurado- permitirá un cambio “trascendental” en dos años. El presidente ha precisado que, de los 95 millones ya asignados a la Comunidad, 12 se destinarán a poner en marcha una red de centros integrados FP.

Para Revilla, la FP es una opción de futuro personal y profesional “de primera” y lo será aún más gracias a la apuesta desplegada por el Gobierno para dotarla de más docentes, plazas y titulaciones, además de impulsar la creación de dos centros y ampliación de otros dos e impulsar un “cambio social” en la percepción de esta enseñanza.

En este sentido, ha adelantado que Cantabria contará el próximo curso con la oferta “más amplia y diversa” de la historia, ya que se incrementará con 720 plazas y 12 títulos nuevos, que elevarán a 23 las familias profesionales (de las 26 posibles) y a 103 los ciclos formativos (de 184) que se podrán cursar en la Comunidad Autónoma.

Por otro lado, el presidente ha explicado que el apoyo a la escuela rural ha supuesto la ejecución de medidas “de calado” en los dos últimos años centradas en la dotación de docentes por encima de la ratio actual por alumno, el impulso del transporte escolar de alumnos de municipios en riesgo de despoblamiento y el aumento de plazas de escolarización de 0 a 3 años en aquellos lugares donde no llega la iniciativa privada.

A partir de septiembre el Gobierno añadirá a las etapas obligatorias la gratuidad del transporte escolar a los estudiantes de Bachillerato y FP de los citados municipios y lo ampliará a más municipios rurales. En septiembre, 307 alumnos de 148 pueblos tendrán acceso gratuito al transporte escolar.

Esto será un nuevo impulso a un servicio al que Cantabria ya dedica 18.350.000 euros al año, más -ha ilustrado Revilla- de lo que invierte Madrid, y que supone 100.000 euros diarios por día lectivo. El presidente ha precisado que este volumen de gasto es una de las razones por las que la Comunidad Autónoma reclama un modelo de autonómica que tenga en cuenta el coste efectivo de los servicios.

El aumento sustancial del Contrato-Programa con la Universidad de Cantabria (UC) para revertir los recortes de otras épocas y “acabar con las incertidumbres”, así como  la futura Ley de Ciencia e Investigación han sido dos de las actuaciones citadas por el presidente en materia de universidades. Para Cantabria, ha dicho, la Universidad es “un activo importante” por su labor investigadora y su capacidad de transferir el conocimiento al tejido empresarial.

Turismo

En materia turística, ha confiado en que la situación del sector mejore a medida que avanza la vacunación y espera repetir los resultados del verano “extraordinario” de 2020, así como alargar la temporada hasta el mes de octubre, para lo cual el Gobierno está trabajando en una campaña de gratuidades en el acceso a las instalaciones de Cantur similar a la desarrollada el año pasado.

También ha fijado el objetivo de reactivar el aeropuerto Seve Ballesteros hasta alcanzar los datos de 2019 (casi 1,2 millones de pasajeros) y el impulso junto con la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Agricultura de la rehabilitación del Túnel de La Engaña y la unión con Vega de Pas a través de un carril bici desde Santander, además del proyecto para conectar Cabárceno con la ladera sur de Peña Cabarga e impulsar los caminos patrimonio de la humanidad como infraestructura verde.

Y por lo que respecta a la acción cultural y deportiva, se ha referido al esfuerzo para recuperar la actividad en condiciones de seguridad y a la gran apuesta que supone la construcción del MUPAC, que se unirá a la nueva sede de la Fundación Enaire, que abrirá sus puertas el jueves en las naves de Gamazo, y a los proyectos del Banco Santander y del Reina Sofía, todos ellos llamados a dar un “impulso cultural enorme para Santander y Cantabria”, mientras que en el área deportiva ha subrayado el apoyo a los ayuntamientos para mejorar instalaciones, la apuesta por grandes acontecimientos como La Vuelta o el World Padel Tour y el apoyo a deportes vernáculos como los bolos, a los que el Gobierno ha destinado más de un millón de euros.

Sector primario

Miguel Ángel Revilla ha reiterado su compromiso con el sector primario cántabro y ha destacado especialmente su labor para garantizar durante la pandemia los suministros imprescindibles a la población.

Por ello, ha recalcado que “no es casual” que Cantabria sea la primera autonomía en aprobar la prórroga del Programa de Desarrollo Rural (PDR), gracias a lo cual podrá disponer de los fondos europeos durante los dos años que se ha retrasado la entrada en vigor de la futura PAC y que hará posible el apoyo a inversiones en explotaciones, proyectos de innovación, mejora de infraestructuras agrarias, de electrificación y energéticas.

En el ámbito de la PAC, Revilla ha puesto en valor el papel “activo” de Cantabria en la negociación y, especialmente, la unión de las cuatro comunidades del Cantábrico en una postura común; la tramitación de las ayudas directas al sector y la buena situación sanitaria de la cabaña ganadera, “un sello de indudable prestigio”.

Como reto de futuro ha apuntado la necesidad de asegurar un precio justo a las producciones agrarias y un especial control al cumplimiento de los contratos del sector lácteo, mientras que en el ámbito pesquero el objetivo es avanzar en la modernización de la flota y la actividad.

Lucha contra la despoblación y protección del medio ambiente

El trabajo “extraordinario” en la lucha contra el despoblamiento durante el último año, en el que se ha implicado a todos los colectivos, el trabajo del Consejo Asesor y la delimitación de los municipios afectados han sido los hitos de las políticas frente a la despoblación esbozadas esta mañana por el presidente, que se ha referido también a avances en materia medioambiental como la aprobación de la Ley de declaración del Parque Natural de las Dunas de Liencres y Costa Quebrada y la mejora de los medios materiales y humanos para la lucha contra incendios con casi 70 efectivos y 36 vehículos nuevos.

Revilla ha reiterado en el Parlamento el compromiso de luchar frente a la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica de incrementar la protección del lobo y ha asegurado que Cantabria acudirá a “todas las instancias judiciales”, y ha avanzado como actuaciones inminentes la revisión de la Estrategia de Acción Frente al Cambio Climático (diciembre de 2022); la nueva Estrategia de Economía Circular, y la remisión al Parlamento del proyecto de Ley de Prevención y Control Ambiental, entre otros.

Urbanismo y obras públicas

En el ámbito de las obras públicas y el urbanismo, ha dado cuenta de la aprobación por la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU) de los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU) de Cabezón de la Sal, Ribamontán al Mar y 14 modificaciones puntuales y planes especiales de Arnuero, Medio Cudeyo, Polanco, Santa Cruz de Bezana, Riotuerto, Santander y Santa María de Cayón.

Además, ha asegurado los PGOU de Santa Cruz de Bezana, Bareyo y Torrelavega se aprobarán antes de que acabe la legislatura, al igual que los Argoños y Pielagos, “importantísimos” para solucionar el problema de los derribos.

El presidente ha explicado que el Plan de Ordenación del Territorio (PROT), en fase de consultas entre más de 150 entidades públicas y sociales, se someterá a aprobación inicial de la CROTU previsiblemente a finales de verano, y ha cuantificado en 2,4 millones de euros las inversiones realizadas para impulsar la movilidad ciclista, que constituye una de las prioridades de la legislatura junto con las labores de conservación y mantenimiento de carreteras para que Cantabria siga teniendo “una de las mejores” redes viarias de España.

En este ámbito ha hecho hincapié también en las intervenciones realizadas para hacer frente a las inundaciones en núcleos urbanos, con acuerdos con las administraciones implicadas en todas las cuencas e inversiones en trámite por valor superior a 15 millones de euros, entre otros proyectos.

También se ha referido a la ampliación y mejora de instalaciones portuarias para facilitar la actividad del sector pesquero por valor cercano a los 9 millones de euros y a los trámites para legalizar la Pozona de Miengo, que da refugio a 58 embarcaciones deportivas.

Gestión de emergencias

El presidente ha concluido su discurso con alusiones a la gestión de los servicios de emergencias, que se han visto sometidos a un auténtico “test de estrés” del que ha salido “reafirmada” la importancia de sus dotaciones humanas y materiales.

Por ello, el Gobierno está aumentando la plantilla de los parques de emergencias, pasando de 20 a 24 bomberos por turno y, una vez aprobada la Ley de Servicios de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento, hay tres nuevos planes de emergencias en tramitación.

Finalmente ha explicado el proceso de reordenación de sedes judiciales, el protagonismo creciente de Cantabria en los foros europeos, el apoyo brindado a los municipios y la próxima aprobación de las leyes de Comarcas y Juntas Vecinales.

Anexos:

15354855