Noticia: La Consejería de Presidencia reúne a los municipios con riesgos de despoblamiento para arrancar el proyecto contra la exclusión bancaria

Fernández Viaña valora la marcha de la Estrategia regional, que está “en la primera línea” de la agenda del Gobierno, y destaca la labor del Consejo Asesor, las consejerías y ayuntamientos

Santander- 17.06.2021

El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, ha reunido hoy a los alcaldes y concejales de los 39 municipios cántabros en riesgo de despoblamiento para arrancar el proyecto que lucha contra la exclusión bancaria en estas áreas y que supondrá la instalación de cajeros autonómicos, con cargo a los presupuestos regionales, que anualmente recogerán una partida cercana a los 500.000 euros.

La consejera de Presidencia, Paula Fernández Viaña, ha abierto este acto de presentación, celebrado en el CASYC, donde ha afirmado que el Gobierno de Cantabria tiene “en primera línea de su agenda” el problema del despoblamiento, en el que se están desarrollando medidas para fijar la población existente y atraer, posteriormente, nuevos vecinos. En este sentido, ha destacado la importancia de la ley regional contra el despoblamiento para “blindar” en el futuro la financiación de todas las iniciativas.

Respecto al proyecto de los cajeros que impulsa la Consejería de Presidencia, el Gobierno de Cantabria quiere frenar el desmantelamiento de los servicios bancarios y financieros en las áreas rurales de la región, lo que perjudica gravemente a los vecinos, en su mayoría personas mayores con dificultades para trasladarse a otros municipios.


Al mismo tiempo, el restablecimiento de los servicios bancarios ayudará al desarrollo económico de los municipios, directamente relacionados con el turismo y la industria agroalimentaria y a la generación de empleo y oportunidades en el territorio.

Fernández Viaña ha señalado que estos servicios irán más allá y la instalación de cajeros pretende combinarse con la presencia, al menos una vez semanal, de una persona que asesore a los habitantes de la zona para ampliar el tipo de servicios prestados y dar respuesta a la necesidad de la población mayor.

“Tenemos que contar con el hándicap de que en estos municipios hay un número muy alto de personas con edad avanzada, a las que va a haber que ayudar a usar ese servicio. Lo que no podemos permitir es que para sacar dinero una persona de Los Tojos tenga que recorrer 30 kilómetros”, ha subrayado.

Para la ejecución de este proyecto, los ayuntamientos en riesgo de despoblamiento rural han facilitado las necesidades y el estado de las oficinas bancarias y los cajeros automáticos de sus municipios. Además, será necesaria la firma de un convenio para canalizar la ayuda del Ejecutivo y articular los mecanismos comunes que regirán el proceso de instalación, la puesta en funcionamiento y el mantenimiento de los cajeros.

Igualmente, la Consejería de Presidencia procederá a convocar la orden de ayudas para que una entidad bancaria instale y ponga en funcionamiento los 39 cajeros automáticos, para lo que se prevé una inversión global en los próximos 5 años que supera los 2,3 millones de euros.

Balance de iniciativas contra el despoblamiento

Por otro lado, el acto de presentación de este proyecto ha servido para dar cuenta del informe de actividades del Consejo Asesor para la Lucha contra el Despoblamiento de los Municipios de Cantabria, aprobado hoy por el Consejo de Gobierno y que será presentado en el Parlamento entre las que destaca la aprobación de la Estrategia regional, y las medidas adoptadas para hacer frente a este fenómeno, que es, en opinión de la consejera, “muy complicado” de revertir.

Pese a ello, Fernández Viaña ha destacado el alcance de las medidas adoptadas en el último tiempo, un trabajo, que ha dicho es fruto del trabajo de “todos”- Consejo Asesor, consejerías del Gobierno y ayuntamientos- y que ha sido reconocido por otras comunidades autónomas como Asturias, que han demandado información sobre el mapa del despoblamiento con el que cuenta Cantabria y su estrategia. Sobre el mapa, ha valorado la importancia de contar con unos “criterios objetivos” para desarrollar sobre parte del territorio de Cantabria medidas de discriminación positiva.

Así, de forma paralela al trabajo del Consejo Asesor, todas las consejerías del Gobierno de Cantabria ya han aplicado medidas de discriminación positiva que favorezcan la generación de actividad económica y empleo en el medio rural.

Entre las más importantes, se encuentran las ventajas fiscales introducidas desde para el establecimiento de las personas en las zonas rurales en riesgo de despoblamiento y, en el ámbito educativo, el incremento de maestros en los colegios de estas zonas y el servicio gratuito de transporte hasta el centro educativo más próximo a todo el alumnado de infantil, primaria y ESO para que la asistencia al centro escolar no les impida residir en el entorno rural.

Destacan también los avances del Plan Conecta Cantabria de la Consejería de Innovación para extender la banda ancha en todos los rincones del territorio regional, además de las acciones y ayudas en apoyo del sector primario, a través de la Consejería de Desarrollo Rural, y otras propuestas fijadas en materia de rehabilitación de viviendas en las zonas rurales, en las que el Gobierno autonómico centra sus esfuerzos para canalizar los fondos europeos en la materia y fijar población.

En materia sanitaria y de farmacia, se ultima otro proyecto en la Consejería de Sanidad para llevar medicamentos a los hogares donde no existe una farmacia o un botiquín cercano, y la consejera se ha referido también a las medidas que incluirán las futuras leyes del Suelo y de Vivienda para facilitar la residencia en las zonas rurales.

Otras iniciativas son las ayudas a los ayuntamientos de la Consejería de Obras Públicas, dentro del Plan de Inversiones Municipales, que en el periodo 2021-2023 recogen una inversión de 27 millones de euros; los 15,2 millones anuales del Fondo de Cooperación Local de la Consejería de Presidencia, y la simplificación normativa y administrativa para erradicar frenos al desarrollo de proyectos son otras iniciativas.

En Cantabria, de 102 municipios, 29 están por debajo de los 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado, ratio que la Unión Europea califica como riesgo de despoblación y, de ellos, 19 se encuentran por debajo de 8 habitantes por kilómetro cuadrado, es decir, en riesgo severo de despoblación.

Para revertir esta situación, Cantabria cuenta con una Estrategia frente al Reto Demográfico y contra la Despoblación Rural, que contempla 344 actuaciones, ordenadas en doce ejes de acción orientados a conseguir la cohesión territorial de Cantabria y la igualdad de oportunidades para las personas, independientemente del lugar de residencia en áreas urbanas o rurales.

Anexos:

15156778