Saltar al contenido

JUSTICIA GRATUITA

Consejería de Presidencia y Justicia

 

Dirección General de Justicia


Proceso monitorio, una vía sencilla para reclamar judicialmente deudas dinerarias, cualquiera que sea su importe. Infórmese aquí.

Proceso monitorio
¿Qué es el proceso monitorio?

 

El proceso monitorio es un proceso especial regulado en los artículos 812 a 818 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil (LEC). Se trata de una vía rápida y ágil para la reclamación de deudas de carácter dinerario de cualquier importe.


La ley confía en que a través de este procedimiento se dé una respuesta rápida y eficaz a aquellas personas a quienes se adeude una cantidad de dinero que esté debidamente documentada. Implantado en el año 2000, su utilización se ha ido generalizando hasta el punto de que en la actualidad ha pasado a ser el procedimiento más utilizado en el ámbito civil, especialmente por profesionales y por pequeños y medianos empresarios.

 

¿Qué deudas se pueden reclamar a través del proceso monitorio?

 

El artículo 812 LEC indica que podrá acudir al proceso monitorio quien reclame a otro el pago de una deuda dineraria de cualquier importe, líquida, determinada, vencida y exigible.

Por lo tanto, estos son los requisitos de la deuda para que se pueda reclamar mediante el proceso monitorio:

  • Ha de ser dineraria: Ha de reclamarse una suma de dinero. No cabe acudir al proceso monitorio cuando se reclame dar (un vehículo, una mercancía) hacer (una obra, una reparación, una demolición) o no hacer (abstenerse de realizar determinada conducta) alguna cosa.
  • Ha de ser líquida: La deuda se puede expresar numéricamente o contiene los elementos necesarios para calcularla mediante una sencilla operación aritmética.
  • Ha de estar determinada: El montante de la deuda se ha de conocer con precisión.
  • Ha de estar vencida: La deuda debe ser reclamable desde el momento de presentación de la solicitud inicial por haberse superado el plazo para su pago.
  • Ha de ser exigible: El deudor debe estar obligado al pago de la deuda.
  • Puede ser de cualquier cuantía: No hay límite alguno en la cantidad que se reclame.

Como ejemplos prácticos, a través del monitorio pueden reclamarse el pago de facturas o recibos impagados, albaranes de entrega no abonados, créditos entre las partes que consten debidamente documentados o cuotas de Comunidades de Propietarios.

 

 

¿Qué documentos hay que presentar con la demanda (petición inicial)?

 

La deuda, además de ser líquida, determinada, exigible y estar vencida, habrá de acreditarse mediante alguna de las siguientes formas:

 

  1. Mediante documentos, cualquiera que sea su forma y clase o el soporte físico en que se encuentren, que aparezcan firmados por el deudor o con su sello, impronta o marca o con cualquier otra señal, física o electrónica.
  2. Mediante facturas, albaranes de entrega, certificaciones, telegramas, telefax o cualesquiera otros documentos que, aun unilateralmente creados por el acreedor, sean de los que habitualmente documentan créditos y deudas en relaciones de la clase que aparezca existente entre acreedor y deudor.

También se podrán reclamar a través del juicio monitorio las deudas de dinero que siendo líquidas, determinadas, vencidas y exigibles, se acrediten de la siguiente forma:

 

  1. Cuando, junto con el documento en que conste la deuda, se aporten documentos comerciales que acrediten una relación anterior duradera.
  2. Cuando la deuda se acredite mediante certificaciones de impago de cantidades debidas en concepto de gastos comunes de Comunidades de Propietarios de propietarios de bienes urbanos.

Es decir, siempre que se quiera presentar una demanda (la LEC la llama petición inicial) de proceso monitorio habrá que acompañar algún tipo de documento que acredite la existencia de la deuda.

 

¿Cómo se redacta la petición inicial?

 

Para presentar la petición inicial (demanda) del procedimiento monitorio pueden utilizarse los formularios aprobados oficialmente por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que están publicados en el Boletín Oficial del Estado.

Esos formularios también pueden obtenerse en los Decanatos y Servicios de Registro y Reparto que existen en cada sede judicial.

También pueden descargarse y cumplimentarse online pinchando aquí.

La petición inicial deberá ir firmada por quien la presente, aportando, en su caso, el correspondiente poder notarial si lo hace en nombre de una sociedad. Obviamente, el demandante habrá de facilitar todos sus datos identificativos, así como los relativos a su domicilio o lugar de residencia.

No hace falta valerse de abogado y procurador (ver apartado específico).

En la petición inicial deben hacerse constar con la mayor precisión posible los datos del deudor que se conozcan, siendo de especial importancia designar su domicilio y su DNI/CIF, ya que esos datos permitirán al órgano judicial realizar las averiguaciones oportunas respecto al demandado.

También es obligatorio acompañar una copia tanto de la demanda como de los documentos acompañados para su entrega al demandado.

¿Dónde se ha de presentar la petición inicial?

 

La petición inicial del procedimiento monitorio ha de presentarse ante Juzgado de Primera Instancia del domicilio o residencia del deudor. En concreto, deberá dirigirse al Decanato o Servicio Común de Registro y Reparto, quien se encargará de remitir la demanda al Juzgado que por turno corresponda, en caso de que en la localidad exista más de uno.

No obstante, si el domicilio o residencia del demandado no fueran conocidos, también podrá presentarse ante el Juzgado de Primera Instancia del lugar en que el deudor pueda ser hallado a efectos del requerimiento de pago.

En el caso de la reclamación de gastos de Comunidades de Propietarios, la petición inicial  también podrá presentarse alternativamente ante el Juzgado de Primera Instancia del lugar donde se encuentre la finca.

Si durante el curso del procedimiento se constata que el deudor tiene su residencia en otro partido judicial o el resultado de las gestiones para averiguar su domicilio es infructuoso, se pondrá fin al procedimiento para que el interesado pueda presentar su reclamación ante el Juzgado competente o acuda al proceso declarativo que corresponda.

En el procedimiento monitorio no cabe efectuar el requerimiento de pago al demandado mediante la publicación de edictos ya que se considera que se trata de un acto esencial que se ha de practicar personalmente con el destinatario. Por ello, si no se logra localizar al demandado, puede acudirse al proceso declarativo correspondiente en el que sí será posible la citación por edictos.

La única excepción es la prevista para la reclamación de gastos de Comunidades de Propietarios. En este caso sí se admite que el requerimiento se practique por edictos, si se ha intentado en el domicilio previamente designado por el deudor para las notificaciones y citaciones de toda índole relacionadas con los asuntos de la Comunidad de Propietarios o, en su defecto, en el piso o local que ha generado la deuda.

 

¿Es necesario abogado y procurador para poder presentar la petición inicial?

 

No es necesaria la asistencia profesional de abogado y procurador para presentar la petición inicial, que puede ir firmada directamente por el interesado.

No obstante, hay que tener en cuenta que, en caso de oposición del deudor, sí será obligatoria la intervención de abogado y procurador en el posterior juicio declarativo si la cuantía de la deuda reclamada supera los 2000 euros.

Por otro lado, si el deudor no paga ni se opone, también será necesaria la intervención de abogado y procurador en la posterior ejecución forzosa si la deuda es superior a 2000 euros.

Si se quiere designar voluntariamente abogado y procurador para presentar la petición inicial, hay que tener presente que sus honorarios no se podrán repercutir a la parte contraria si el deudor paga dentro del plazo concedido al efecto, cualquiera que sea la cuantía reclamada.

La única excepción son las reclamaciones de gastos de Comunidades de Propietarios, pues en este caso el artículo 21 de la Ley de Propiedad Horizontal sí permite incluir en la tasación de costas los honorarios de dichos profesionales.

 

¿Qué ocurre una vez presentada la petición inicial?

 

Una vez presentada la petición inicial, el Letrado de la Administración de Justicia (antes denominado Secretario Judicial) procede a su examen y admisión, en su caso. Si considera que concurren circunstancias para su inadmisión, dará cuenta al Juez a fin de que adopte la decisión que corresponda.

Una vez admitida la solicitud, se procederá a requerir de pago al demandado.

El requerimiento ha de practicarse personalmente con el deudor por parte de un funcionario judicial que se desplazará hasta el domicilio designado, dejando constancia de su resultado. De ahí la importancia de que sea correcto el domicilio del deudor fijado en la demanda.

Una vez localizado y requerido de pago, el deudor tiene veinte días naturales para adoptar alguna de las posturas previstas en la Ley.

 

 

¿Qué puede suceder tras el requerimiento de pago al deudor?

 

  • QUE EL DEUDOR PAGUE VOLUNTARIAMENTE. En este caso, una vez acreditado el pago, se archivará el procedimiento, salvo que se trate de una reclamación por gastos de Comunidad de Propietarios, en cuyo caso el demandante podrá solicitar la tasación de costas si han intervenido abogado y procurador.
  • QUE EL DEUDOR SE OPONGA. Presentando escrito de oposición expresando las razones por las que, a su entender, no debe en todo o en parte la deuda reclamada. Dicho escrito tendrá que ir firmado por abogado y procurador si la cuantía reclamada supera los 2.000 euros. En este caso, se pone fin al procedimiento, continuando por los trámites del procedimiento declarativo que corresponda por razón de la cuantía. Esto implica:
    • Si la cuantía no excede de la que corresponde al juicio verbal (hasta 6.000 €), se dará traslado de la oposición al demandante, quien podrá impugnarla por escrito en el plazo de diez días, pudiendo solicitar la celebración de una vista. El juicio acabará por sentencia.
    • Si la cuantía corresponde al juicio ordinario (más de 6.000 €), el demandante presentará en un mes una demanda con los requisitos exigidos para dicho procedimiento, que en todo caso requiere la intervención de abogado y procurador, siguiéndose los trámites del procedimiento hasta que se dicte la sentencia.
  • QUE EL DEUDOR DEJE TRANSCURRIR EL PLAZO SIN PAGAR NI OPONERSE. En este supuesto, el Letrado de la Administración de Justicia pondrá fin al proceso monitorio dictando un decreto en el que fijará la cantidad que se puede reclamar en el posterior proceso de ejecución.

 

¿Si el deudor no paga ni se opone, qué trámites se han de seguir para cobrar?

 

Si el deudor no paga ni se opone, el Letrado de la Administración de Justicia dictará un decreto dando por terminado el proceso monitorio y dará traslado al acreedor para que inste el despacho de ejecución. Para ello deberá presentar un escrito solicitando el inicio del proceso de ejecución forzosa para embargar bienes del deudor con el que hacer pago de la deuda.

Para instar la ejecución, no es necesaria la intervención de abogado y procurador si la cuantía es inferior a 2.000 euros.

Desde que se dicte el auto despachando ejecución la deuda devengará los intereses previstos en el artículo 576 LEC, es decir, un interés anual igual al del interés legal del dinero incrementado en dos puntos o el que corresponda por pacto de las partes o por disposición especial de la ley.

 

¿El proceso monitorio está sujeto a tasa judicial?

 

Las personas físicas están exentas del pago de tasas judiciales en el procedimiento monitorio.

Si la cuantía de lo reclamado supera los 2.000 euros, la petición inicial de proceso monitorio está sujeto, para las personas jurídicas, a una cuota fija de 100 € más una cuota variable en razón a la cuantía reclamada.

 

 

Formulario de solicitud de Procedimiento Monitorio

 

Puede descargar el formulario para cumplimentar informáticamente de la petición inicial del Procedemiento Monitorio pinchando aquí.

 

Puede descargar el formulario para imprimir y cumplimentar a mano de la petición inicial del Procedemiento Monitorio para Comunidades de Propietarios pinchando aquí.

Formulario de solicitud de Procedimiento Monitorio para Comunidades de Propietarios

 

Puede descargar el formulario para cumplimentar informáticamente de la petición inicial del Procedemiento Monitorio para Comunidades de Propietarios pinchando aquí.

 

Puede descargar el formulario para imprimir y cumplimentar a mano de la petición inicial del Procedemiento Monitorio para Comunidades de Propietarios pinchando aquí.

Proceso monitorio en la jurisdicción social
¿Qué es el proceso monitorio en la jurisdicción social?

 

Se trata de un procedimiento judicial que se caracteriza por ser una vía rápida y ágil para la reclamación de deudas de carácter dinerario derivadas de la relación laboral del trabajador frente al empresario que no se encuentre en situación de concurso.

Viene regulado en el artículo 101 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social (LRJS).

 

 

¿Qué deudas se pueden reclamar a través del proceso monitorio en la jurisdicción social?

 

El artículo 101 de la LRJS indica que, a través de este procedimiento, el trabajador podrá reclamar frente a empresarios que no se encuentren en situación de concurso, cantidades vencidas, exigibles y de cuantía determinada que no excedan de seis mil euros y que se deriven de una relación laboral.

Por lo tanto, estos son los requisitos de la deuda para que se pueda reclamar mediante el proceso monitorio:

  • Derivada de la relación laboral existente entre trabajador y empresario.
  • Vencida: La deuda debe ser reclamable desde el momento de presentación de la petición inicial por haberse superado el plazo para su pago.
  • Exigible: El empresario deudor debe estar obligado al pago de la deuda.
  • De cuantía determinada: El montante de la deuda se ha de conocer con precisión.
  • Que no exceda de 6.000 euros.

 

 

 

¿Qué deudas NO se pueden reclamar a través del proceso monitorio en la juridiscción social?

 

Se excluyen de la posibilidad de formular proceso monitorio:

  • Las reclamaciones de carácter colectivo que se pudieran formular por la representación de los trabajadores.
  • Las reclamaciones que se interpongan contra las Entidades gestoras o colaboradoras de la Seguridad Social.
  • Las reclamaciones frente a empresarios declarados en situación de concurso.
  • Las reclamaciones que excedan de 6.000 euros.

 

¿Quién puede efectuar una reclamación a través del proceso monitorio social?

 

Puede formular su reclamación a través del proceso monitorio cualquier trabajador frente a su empresario.

 

¿Qué documentos se deben acompañar a la petición inicial (demanda) del proceso monitorio social?

 

A la demanda (la LRJS la llama petición inicial) de proceso monitorio, deberá acompañarse:

  • Copia del contrato, recibos de salarios, comunicación empresarial o reconocimiento de deuda, certificado o documento de cotización o informe de vida laboral u otros documentos análogos de los que resulte un principio de prueba de la relación laboral y de la cuantía de la deuda. Por lo tanto, no se trata de una lista cerrada, ya que se habla de documentos análogos. Pero hay que tener presente que si la deuda no se puede acreditar con algún documento adecuado para acudir a este procedimiento, no quedará más remedio que acudir al juicio que corresponda.
  • Documentación justificativa de haber intentado la previa conciliación o mediación, cuando ésta sea exigible conforme a la ley procesal.

 

¿Cómo se redacta la petición inicial?

 

La petición inicial se presentará, preferentemente, por medios informáticos, de disponerse de ellos, pudiendo extenderse en el modelo o formulario que se facilite al efecto.

El modelo o formulario puede descargarse y cumplimentarse online pinchando aquí.

En cuanto al contenido de la petición, en la misma se debe hacer constar:

  • La identidad completa y precisa del empresario deudor, datos de identificación fiscal (NIF o CIF), domicilio completo y demás datos de localización y en su caso de comunicación, por medios informáticos y telefónicos, tanto del demandante como del demandado.
  • El detalle y desglose de los concretos conceptos, cuantías y periodos reclamados.

La petición inicial deberá ser firmada por el solicitante, sin necesidad de abogado ni procurador o graduado social.

Junto con la petición inicial será necesario presentar tantas copias de la misma y de los documentos adjuntos como personas o entidades contra las que se dirija la reclamación.

 

¿Hace falta abogado y graduado social o procurador para presentar la petición inicial?

 

No es necesario. De conformidad con el artículo 21 LRJS, la defensa por abogado y la representación técnica por graduado social colegiado o procurador tendrá carácter facultativo en la instancia.

 

¿Qué otros requisitos son necesarios para acudir al procedimiento monitorio social?

 

 

Debe ser posible practicar los actos de comunicación al empresario a través de los procedimientos previstos en el artículo 56 LRJS: correo certificado con acuse de recibo, telégrafo, fax, correo electrónico o cualquier medio idóneo de comunicación o transmisión de textos.

En su defecto, los actos de comunicación se practicarán mediante entrega de copia de la resolución o de cédula al destinatario o a cualquiera de las personas a que se refiere el artículo 57 del mismo texto legal (pariente más cercano, familiar, empleado que se hallaren en el domicilio o conserje de la finca).

 

¿Dónde ha de presentarse la petición inicial?

 

La petición  inicial de proceso monitorio ha de presentarse ante el Juzgado de lo Social del lugar de prestación de los servicios o el del domicilio del demandado, a elección del demandante. En concreto, deberá dirigirse al Decanato o Servicio Común de Registro y Reparto, quien se encargará de remitir la demanda al Juzgado que por turno corresponda, en caso de que en la localidad exista más de uno.


Si los servicios se prestaren en lugares de distintas circunscripciones territoriales, el trabajador podrá elegir entre presentar su petición en el Juzgado de lo Social de alguno de los siguientes lugares:

  • en el que tenga su domicilio el trabajador
  • en el que figure en el contrato si el demandado puede ser encontrado y citado en él
  • en el del domicilio del demandado.

De ser varios demandados, el demandante podrá elegir el Juzgado de lo Social del domicilio de cualquiera de los demandados.

 

 

¿Qué ocurre una vez presentada la petición inicial?

 

Examen de la petición y admisión

Una vez presentada la petición inicial junto con los documentos y copias anteriormente indicados, el Letrado de la Administración de Justicia (antes llamado Secretario Judicial) procederá a la comprobación de los requisitos y, si están correctos, admitirá la solicitud.

El Letrado de la Administración de Justicia completará, en su caso, los datos de identificación o que afecten a la situación empresarial, utilizando los medios de que disponga el juzgado.

De apreciar algún defecto subsanable concederá cuatro días para su subsanación.

Si el defecto fuera insubsanable o no se subsanara en el plazo de cuatro días, el Letrado de la Administración de Justicia dará cuenta al Juez para que resuelva sobre la admisión o inadmisión de la petición.

Requerimiento de pago al empresario

Admitida la petición inicial, se requerirá al empresario para que, en el plazo de diez días, pague al trabajador la cantidad reclamada o formule oposición, alegando las razones por las que, a su entender, no debe en todo o en parte, la cantidad que le es reclamada. Todo ello con el apercibimiento de que de no pagar u oponerse, se despachará ejecución contra él.

El requerimiento de pago no podrá practicarse mediante edictos. De ahí la importancia de que sea correcto el domicilio del deudor fijado en la demanda.

Del requerimiento se dará traslado por el mismo plazo de diez días al Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), plazo que se ampliará por otros diez días más, para el caso de que manifestase que necesita efectuar averiguaciones sobre los hechos de la solicitud, en especial, sobre la solvencia empresarial.

 

¿Qué puede suceder tras el requerimiento de pago al empresario demandado?

 

  • QUE EL EMPRESARIO PAGUE VOLUNTARIAMENTE:

En este caso, una vez acreditado el pago del importe total reclamado, se archivará el proceso, previa entrega de la cantidad al solicitante.

  • QUE EL EMPRESARIO O EL FONDO DE GARANTÍA SALARIAL SE OPONGAN AL PAGO:

La oposición se ha de formular en plazo, por escrito y de forma motivada, alegando sucintamente las razones por las que a su entender no debe, en todo o en parte la cantidad reclamada. Se dará traslado de la oposición al demandante que podrá en el plazo de cuatro días presentar, ante el Juzgado de lo Social, la demanda correspondiente, en cuyo caso, se procederá seguidamente al señalamiento de los actos de conciliación y juicio en la forma ordinaria prevista.

De no presentarse la demanda se acordará el sobreseimiento y archivo de las actuaciones.

  • OPOSICIÓN SÓLO EN CUANTO A PARTE DE LA CANTIDAD RECLAMADA

El peticionario podrá solicitar del Juzgado que se dicte resolución (auto) acogiendo la reclamación en cuanto a las cantidades reconocidas o no impugnadas.

Este auto servirá de título de ejecución que el demandante podrá solicitar por un simple escrito, sin necesidad de esperar a la resolución que recaiga respecto de las cantidades controvertidas.

  • QUE EL DEUDOR DEJE TRANSCURRIR EL PLAZO SIN PAGAR NI OPONERSE.

En este supuesto, se pondrá fin al proceso monitorio mediante un decreto del Letrado de la Administración de Justicia (antes llamado Secretario Judicial) y dará traslado al demandante para que inste el despacho de la ejecución, bastando para ello con una mera solicitud.

 

¿Si el empresario o el FOGASA no pagan ni se oponen, qué trámites ha de seguir el trabajador para cobrar?

 

Si el empresario o el FOGASA no pagan ni se oponen, el Letrado de la Administración de Justicia dictará un decreto dando por terminado el proceso monitorio y dará traslado al trabajador demandante para que inste el despacho de ejecución, bastando para ello con una mera solicitud.

En esa solicitud, el trabajador podrá hacer constar los bienes del empresario de los que tenga conocimiento a efectos de proceder a su embargo, debiendo indicar si los considera suficientes para cubrir las cantidades reclamadas.

Desde la fecha del decreto que da por terminado el proceso monitorio, se devengará el interés procesal previsto en el artículo 251.2 LRJS, es decir, un interés anual igual al del interés legal del dinero incrementado en dos puntos o el que corresponda por pacto de las partes o por disposición especial de la ley.

El auto de despacho de la ejecución servirá de título bastante, a los fines de la garantía salarial que proceda según la naturaleza de la deuda, en aquellos supuestos de insolvencia o concurso del empresario que tengan lugar con posterioridad al despacho de la ejecución.

 

¿La petición inicial de monitorio social está sujeta a tasa judicial?

 

La presentación de petición inicial del procedimiento monitorio está exenta de tasa judicial, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 4 de la Ley 10/2012, de 20 de noviembre, por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

 

Formulario de Petición Inicial Monitorio Social - Ley 36/2011

Puede descargar el formulario para cumplimentar informáticamente de la petición inicial del Procedemiento Monitorio Social pinchando aquí.

 

Puede descargar el formulario para imprimir y cumplimentar a mano de la petición inicial del Procedemiento Monitorio Social pinchando aquí.