Noticia: Gochicoa cree que la carretera Mortera-Liencres supondrá “un antes y un después” para la seguridad de la zona

El consejero ha comprobado in situ el “buen ritmo” de los trabajos, tras una inversión de 1,5 millones de euros en el municipio

Santander – 10.03.2021

El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, ha subrayado que el vial que une Mortera con Liencres supondrá “un antes y un después” para la seguridad de la zona, una vez que su departamento finalice la renovación de la calzada, tras una inversión de 1,5 millones de euros en el municipio.

José Luis Gochicoa ha comprobado in situ los trabajos que avanzan “a buen ritmo” para concluir el arreglo del eje transversal que va desde la autovía hasta la costa y que proporcionará "un trazado y anchura que aporte mayor seguridad" a vehículos y peatones, dado que las obras incluyen la ejecución de un paseo peatonal anejo para fomentar la movilidad sostenible entre ambos núcleos.

Según ha concretado esta conexión permitirá llegar a la playa con “seguridad” porque el ensanchamiento que se está desarrollando en la carretera actual permite “humanizar el entorno”, con un nuevo itinerario, logrando que peatones y ciclistas puedan convivir sin riesgo. Además, se va a construir un mirador con vistas al litoral cántabro que, en opinión del consejero, es necesario “poner en valor”. 

Por su parte, la alcaldesa de Piélagos, Verónica Samperio, ha agradecido la inversión de la Consejería por realiza una obra que considera “muy necesaria” para todos los vecinos y turistas dado que el vial se encontraba en muy mal estado y da servicio a muchas viviendas, lo que también trae consigo una alta intensidad de tráfico.

Allí, José Luis Gochicoa también ha estado acompañado por el primer teniente alcalde, Alfredo Rodríguez; el concejal, Luis Antonio Sañudo, así como técnicos de Obras Públicas y de la empresa adjudicataria de los trabajos.

Los trabajos

El proyecto consiste en mejorar el trazado de la CA-303 en el tramo que discurre entre el final de la travesía de Mortera y la intersección con la carretera CA-231 en Liencres, de 1.600 metros de longitud. En él se desarrollará una calzada de siete metros de ancho con dos carriles de 3,25 metros cada uno y 0,25 metros de arcén a cada lado, a lo que se añade el sobreancho necesario en las curvas. También se incluye un paseo peatonal de 1,80 metros de anchura que discurrirá por la margen derecha y estará separado de la carretera por bolardos de caucho.

El nuevo trazado se ajustará en la medida de lo posible al existente, con un diseño adecuado a los condicionantes orográficos que rodean la carretera, que discurre en el pie de una ladera en buena parte del recorrido. Además, su parte final discurre junto a un espacio natural de elevado interés ambiental, por lo que se ha establecido una velocidad de proyecto de 40 kilómetros por hora, si bien en las zonas en los que se ha podido incrementar la velocidad específica del tramo ésta se ha aumentado hasta los 70 kilómetros por hora. Asimismo, se proyectará la mejora de distintas intersecciones y se construirá una glorieta que discurre entre la CA-303 y la CA-231.

Al término de la obra se repondrán todos los servicios afectados y se realizarán labores de revegetación y de restauración paisajística para que todo quede integrado en el entorno.

Anexos:

13260056