Noticia: Lombó defiende una educación equitativa e inclusiva “para todo el alumnado y en todas las circunstancias”

Cantabria representa a las Comunidades Autónomas en el Consejo de Ministros de Educación de la Unión Europea

Santander - 19.02.2021

La consejera de Educación y Formación Profesional del Gobierno de Cantabria, Marina Lombó, ha defendido hoy una educación equitativa e inclusiva “para todo el alumnado y en todas las circunstancias”, un objetivo para el que es necesario, ha dicho, “una apuesta decidida de todas las instituciones y administraciones públicas, cada una en el ámbito de sus competencias”.

La consejera se ha expresado de este modo tras la celebración del Consejo de Ministros de Educación de la Unión de Europea, centrado en la inclusión y cooperación europea, y en la que ha participado la ministra del ramo, Isabel Celaá.

Precisamente, Cantabria, que ejerce este semestre la representación de todas las Comunidades Autónomas, recabó y consensuó con el resto de Autonomías la postura común trasladada al Ministerio. Una labor realizada desde la Dirección General de Innovación e Inspección Educativa, que participa en el grupo de trabajo de educación, la instancia preparatoria de los temas de educación en el Consejo de Ministros.

En el texto, las CC.AA. defienden la necesidad de enfocar las políticas a la formación integral del alumnado a través de la adquisición de competencias y la necesidad de desarrollas estrategias para introducir mejores en aspectos como, entre otros, la evaluación de los aprendizajes, la participación de las familias, el acceso a las TIC y la potenciación del multilingüismo.

Además, consideran imprescindible posibilitar que “todo el alumnado reciba una respuesta personalizada adecuada y adaptada al contexto con el fin de desarrollar una verdadera educación equitativa e inclusiva”.

La educación como elemento de recuperación socioeconómica

Los participantes en el Consejo de Ministros han coincidido en destacar el papel de la educación, como “fundamental” en la recuperación socioeconómica de la sociedad europea. No obstante, el Consejo de Ministros de la UE ha señalado que será necesario identificar áreas prioritarias de inversión que faciliten la construcción de una sociedad y una economía caracterizadas por la “cohesión social, la inclusión y una educación y formación de alta calidad para todos”.

La reunión ha servido a los Veintisiete para identificar la equidad, las reformas políticas que deben llevarse a cabo, las formas de aprovechar al máximo la financiación disponible y la necesidad de aumentar la cooperación. Su debate servirá de base para las conclusiones formales que adoptará el Consejo de la UE en mayo.

Para ello la UE ha anunciado iniciativas específicas en el Espacio Europeo de Educación y el Plan de Acción de Educación Digital 2021-2027, junto con mecanismos financieros como son el programa Erasmus 2021/27, el Fondo Social Europeo Plus y el nuevo Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, que brindarán importantes oportunidades de financiación para abordar la equidad.

La postura española pasa por el desarrollo de cambios estructurales que permitan implementar prácticas eficientes para dar respuestas educativas a las necesidades de cada alumno. Una educación de calidad que se sostenga en la equidad y la excelencia que permita al alumnado más desfavorecido desarrollar todas sus capacidades para lograr el éxito educativo.

Además, el Gobierno de España ha subrayado la importancia de la educación y la formación como instrumentos para favorecer la creación de sociedades y economías más cohesionadas, digitales, sostenibles y ecológicas. Por ello, entre los desafíos a los que se enfrenta los miembros de la UE, han destacado la adquisición de una competencia global a través de un enfoque competencial en los currículos que “refuerce los valores democráticos de la UE, los derechos fundamentales, la inclusión social y la no discriminación, así como la ciudadanía activa”. Y, en segundo lugar, ha apostado por hacer efectiva la inclusión real partiendo del concepto de universalidad de la población integrando la diversidad funcional en los centros e instituciones educativas.

En opinión de la consejera de Educación del Ejecutivo cántabro “es necesario, tras esta pandemia, abordar la situación educativa en términos de justicia social mitigando los altos niveles de desigualdad en el acceso a los aprendizajes. Habrá que cuidar en especial los tramos no obligatorios, por su potencia ecualizadora en las desigualdades, potenciando la atención temprana cuando sea necesario, la Formación Profesional y de Personas Adultas y las Enseñanzas de Régimen Especial”.

Para ello ha apostado por continuar en las escuelas la tarea para promover la tolerancia con el fin de abordar todas las formas de exclusión y marginación, reduciendo las tasas de abandono escolar temprano.

Por todo ello, el Gobierno de España ha manifestado que las principales acciones han de ir encaminadas a incrementar tanto la inversión en educación como la eficiencia de la misma, promover y garantizar la escolarización gratuita del alumnado del primer ciclo de Educación Infantil (0 a 3 años), sobre todo de las familias más desfavorecidas. Asimismo, ha considerado prioritario desarrollar programas y medidas para evitar la repetición de curso con atención personalizada, adaptaciones curriculares, refuerzos y seguimiento continuo y garantizar unas políticas educativas que fomenten la participación activa de la ciudadanía.

Además, ha señalado como principal hoja de ruta el seguimiento de acciones coordinadas que impliquen a todas las administraciones educativas con estudios previos del sistema educativo, planificando a medio y largo plazo programas para garantizar buenas prácticas, creando estructuras compensatorias de formación para la población que ha abandonado el sistema educativo e ideando políticas de formación y empleo eficientes para replantearse la formación a lo largo de la vida.

Otros puntos del orden del día

La Presidencia de la UE ha informado a los ministros de Educación de las principales líneas de resolución sobre la cooperación europea. Se espera que el texto, aprobado por los embajadores de los Estados miembros ante la UE (COREPER), el pasado 17 de febrero, sea adoptado en la reunión ministerial de hoy. La resolución establece un marco de trabajo entre la Comisión Europea y los Estados miembros para permitir la realización del Espacio Europeo de la Educación 2025, que permita responder a los desafíos amplificados por la pandemia.

Además, se ha hecho balance para facilitar el intercambio de información relacionada con la gestión de la COVID-19 en la educación y la formación. En esta línea, la Comisión publica hoy un estudio que demuestra que las inversiones en educación y formación contribuyen a mejorar la capacidad de recuperación social y económica de las sociedades.

Anexos:

12973501