VISITA

Noticia: El Ayuntamiento de Polanco solicita la declaración del Pozo Tremeo como espacio natural protegido

Fecha de publicación: 26/05/2004

El consejero de Ganadería y el director de Montes han visitado el lago que alberga 150 especies animales, varias de ellas únicas en Cantabria, y más de 250 especies vegetales

Santander- 26.05.2004

El consejero de Ganadería, Agricultura y Pesca, Jesús Oria, acompañado por el director de Montes y Conservación de la Naturaleza, Máximo Sainz ha realizado esta mañana una visita a Polanco al objeto de conocer el Pozo de Tremeo. Desde la Corporación municipal se ha solicitado la protección de este espacio natural, al albergar más de 250 especies vegetales de gran singularidad y unas 150 especies de fauna, muchas de ellas únicas en Cantabria.

El alcalde del municipio, Miguel Ángel Rodríguez, junto a otros miembros del Consistorio ha acompañado a las autoridades regionales hasta las inmediaciones de la laguna donde han comprobado sobre el terreno la situación y condiciones de la misma.

El Pozo Tremeo constituye un elemento paisajístico singular, el único lago totalmente natural de la comarca. Su nombre procede del latín "trémere" (temblar) y se debe a que sus orillas turbosas hacen que la tierra parezca temblar bajo los pies. Jamás se ha conocido seco, porque permanentemente es abastecido por manantiales y regatos, y en él tiene su nacimiento el río Salín.

Agua dulce y salada

En el pozo se mezclan aguas de dos tipos: unas salinas, con abundante carbonato cálcico y muy pesadas, que permanecen en el fondo, y otras dulces y sin minerales, que se quedan en la superficie. Los únicos ejemplos de lagos de estas características dentro de la región son los de Peña Prieta, en la Cordillera, pero en la zona costera no existen otros similares.

Su antigüedad data de hace 35.000 o 40.000 años. En la zona han existido otros lagos de este tipo que eran utilizados por los vecinos de la zona para bañarse y debido a su alta salinidad permitían la flotación de forma similar a las aguas del Mar Muerto. Desde tiempo muy antiguo este pozo ha estado rodeado de tradiciones y leyendas, los habitantes del lugar lo utilizaban para predecir el tiempo y muchos lo consideran un "ojo de mar". Los vecinos también lo utilizaban como barómetro, lanzando una maraña de turba y plantas a sus aguas, en función de su posicionamiento determinaban el tiempo que se avecinaba, así como los posibles cambios.

Tiene una superficie de 4.000 m2., una profundidad de unos 11 metros y está situado a una altitud de 16 metros sobre el nivel del mar.

Riqueza vegetal y animal

Entre las especies vegetales a destacar se encuentran el helecho de los pantanos y el helecho real, la nemorosa del bosque, acebos, pinillos, milhojas de aguas, orquídeas de flores laxas, etc. La vegetación es típica de ribera y, a excepción de unas zonas de pino y eucalipto, el resto del bosque está constituido por árboles autóctonos. Junto con Oyambre, la zona de la orilla, es el único lugar que cuenta con vegetación de ribera (juncos, espadañas, etc).

Entre las especies animales que tienen mayor importancia se encuentran el pez espinoso, el tritón alpino, la ranita de San Antón, el martín pescador, la garza real y cuenta con una colonia de cangrejo autóctono.

La gran variedad de especies en tan reducido espacio, apenas 9 hectáreas, hace que este paraje sirva como "laboratorio vivo" y ofrezca un sinfín de posibilidades científicas y educativas. En la zona del Avellanal, existe una pequeña cavidad en formación, donde se ha encontrado un tipo de helecho propio del trópico de Africa, y con claras similitudes al musgo.

Elaboración de la Ley de Conservación de la Naturaleza

El director de Montes y Conservación de la Naturaleza ha señalado que "una vez se cuente con la herramienta básica para la organización de los lugares y recursos naturales, la Ley de Conservación de la Naturaleza, se decidirá dentro de qué catalogación se incluye a este entorno, así como a otros muchos de la región". La Consejería de Ganadería está en pleno proceso de elaboración de esta normativa y se prevé esté concluida a finales de este año.

Máximo Sainz ha trasladado al alcalde su intención de enviar un equipo de los Servicios Técnicos de la Dirección de Montes y Conservación de la Naturaleza para analizar en profundidad las características de la zona.

Posteriormente, la comitiva se ha trasladado hasta las antiguas escuelas de Polanco, donde se prevé ubicar un centro de interpretación del Tremeo.

Este proyecto de recuperación y conservación del Pozo Tremeo surgió hace varios años por iniciativa de la Corporación Municipal y contó con patrocinio de la Fundación Botín. Los estudios y trabajos de acondicionamiento de la zona se ejecutaron en colaboración entre ambas instituciones y el proyecto resultó premiado en la Escuela de Medio Ambiente de Camargo. La Consejería de Cultura, Turismo y Deporte calificó este entorno como Bien de Interés Cultural, pero desde el Consistorio de Polanco se ha demandado la protección y reconocimiento como espacio natural protegido, con el fin de evitar la degradación y la pérdida de un entorno de singular interés.

Anexos:

2795429