GANADERÍA

Noticia: El consejero de Ganadería inaugura el primer cebadero comunitario de Cantabria

Fecha de publicación: 02/04/2004

Las instalaciones tienen capacidad para 300 terneros y dan servicio a 45 ganaderos incluidos en el Plan de Carne de Vacuno de Cantabria

Santander- 02.04.2004

El consejero de Ganadería, Agricultura y Pesca, Jesús Miguel Oria, acompañado del director general de Ganadería, Manuel Quintanal; ha inaugurado esta mañana el primer cebadero comunitario de Cantabria, y el tercero de estas características, que existe en España. Al acto asistieron también el alcalde de San Felices de Buelna, José Antonio González Linares y diversos miembros del Consejo Rector de la Cooperativa Ruiseñada de Comillas, propietaria del mismo, así como los socios de la Sección de Carne de la Cooperativa, y otros invitados relacionados con este sector.

Esta instalación se encuentra ubicada en Sovilla, en el municipio de San Felices de Buelna, tiene capacidad para 300 terneros y su objetivo es reducir los costes unitarios y conseguir una mayor eficiencia en la producción para asegurar así, la rentabilidad en la comercialización de la carne. La cooperativa ganadera Ruiseñada-Comillas es la responsable de la misma, y presta su servicio a 45 ganaderos incluidos en el programa de Carne de Vacuno de Calidad, impulsado desde la Dirección de Ganadería. Actualmente, la sección de carne de la Cooperativa Ruiseñada consta de 93 socios, ubicados principalmente en zonas eminentemente cárnicas y de montaña.

Jesús Oria ha felicitado a la Junta Directiva de la Cooperativa y ha señalado que "esta iniciativa pionera en la región ofrece un importante servicio, coincidente con uno de los objetivos de la Consejería, la producción y comercialización de la carne de vacuno con calidad diferenciada". En este sentido, ha asegurado que desde la Consejería de Ganadería se intentará que la normativa comunitaria que regula la carne de identificación protegida incluya nuevas razas, lo que abrirá el abanico de participación a un mayor número de productores. También ha destacado la importancia de iniciativas como ésta que "suponen un gran aliciente y posibilidad de desarrollo de este sector, a la vez que atienden la demanda de los consumidores ofreciéndoles un producto sano de calidad diferenciada y garantizada".

Actuaciones para potenciar la carne de calidad

La apuesta de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Cantabria pasa por incentivar la creación y mantenimiento, durante unos años iniciales, de cebaderos comunitarios que permitan obtener una mayor rentabilidad de las explotaciones ganaderas. En este sentido, la Cooperativa Ruiseñada-Comillas ha diseñado un plan de inversión a medio plazo que contempla la explotación de este tipo de propiedades.

El sistema permite, por un lado, tener un control más directo de la producción de los terneros que garantice un suministro continuado a las carnicerías adscritas al programa y, por otro, poder incorporar al mismo a nuevos socios que no cuentan con instalaciones propias para el engorde de terneros.

El programa de Carne de Vacuno de Calidad, implantado en el año 2002, tiene como objetivo controlar la trazabilidad del producto desde el nacimiento del ternero hasta su consumo, además de establecer los controles de salud y bienestar animal pertinentes.

Las líneas de actuación de la Consejería se ejecutan a través del Programa Integral de Explotaciones de Vacuno de Carne y la Identificación Geográfica Protegida de Carne de Cantabria. En concreto, esta Cooperativa ha recibido de estos dos programas un total de 100.000 euros. La Indicación Geográfica Protegida incluye la carne procedente de las razas tudanca, monchina, asturiana de los valles, pardo-alpina y limusina con sus cruces. Tres entidades asociativas de la región se han visto beneficiadas a través de estos programas con una inversión total de 266.422 euros durante el año 2003.

Datos técnicos de la explotación

Inicialmente, los responsables de Ruiseñada-Comillas han comprado un cebadero ya existente con capacidad para 300 terneros. A corto plazo, también está prevista la construcción de otro para 150 terneros, por lo tanto, posibilitaría la existencia de 450 animales cebándose simultáneamente.

La actividad que se pretende desarrollar es la producción de carne con terneros/as de razas cárnicas. En la primera fase de cebo, los animales comienzan el ciclo con 3-4 meses de vida, en la nave 3, donde permanecen uno o dos meses para, posteriormente, pasar a las naves 1 y 2 hasta su salida con destino al matadero. El sacrificio de los terneros se realiza cuando alcanzan los 12 meses, y un peso aproximado de 275 Kg/canal para los machos, y 235 Kg/canal para las hembras. La alimentación de los animales se basa en concentrados y paja a libre disposición.

La superficie de la finca es de 2.412 m2 y consta de 3 naves rectangulares, destinadas a cebadero, y dos cobertizos destinados uno a almacén y otro a enfermería. Las instalaciones cuentan, además, con una manga de tratamiento, pesaje, carga-descarga, así como varios anejos de alimentación repartidos en cada nave para dotación del silo. La estructura y características del edificio permiten una limpieza y desinfección adecuadas antes de cada utilización, y en todo caso, son tratadas antes de la entrada de cada nuevo lote de animales. Asimismo, se ha construido de acuerdo con lo establecido en la normativa vigente sobre bienestar animal.

Entre las ventajas que aportan los cebaderos se encuentran la compatibilización de la producción de carne con el medioambiente; la concentración de la oferta y la obtención de canales homogéneas al recibir los animales el mismo manejo y alimentación. Además, facilitan el desarrollo de los sistemas de control que requieren las marcas de carne de calidad certificada.

Anexos:

2788561