AYUDAS

Noticia: Aprobadas las primeras ayudas complementarias para zonas con riesgo de despoblamiento

Fecha de publicación: 01/09/2003

La cuantía concedida supera los 400.000 euros y está destinada a recuperar zonas con serios problemas socioeconómicos

Santander- 01.09.2003

El consejero de Ganadería, Agricultura y Pesca, Jesús Miguel Oria, ha aprobado la primera relación de ayudas complementarias para el desarrollo rural de determinadas zonas con riesgo de despoblamiento, que abarcan los municipios de Arredondo, Luena, Miera, San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera, Soba, Vega de Pas, Ruesga y Valderredible. Estas ayudas suponen la puesta en marcha de la Orden 40/2003, de 5 de mayo, que establece un sistema especial de subvenciones para municipios con severos problemas socioeconómicos.

El mecanismo básico de apoyo consiste en suplementar, dentro de los límites permitidos por la normativa comunitaria, cualquier ayuda pública para proyectos que contribuyan al desarrollo integrado de estas zonas. Asimismo, se puede dar cobijo a determinados proyectos nuevos que no hayan recibido ningún tipo de ayuda pública. Las acciones susceptibles de recibir subvención cubren un amplio abanico: inversiones productivas y no productivas en todos los sectores económicos, asistencia técnica, formación, empleo o trabajos de interés público en los montes.

Las ayudas concedidas en este primer año de puesta en marcha suponen 409.879 euros, de los que 255.000 se destinan a entidades locales, el resto se reparte entre empresas privadas e instituciones sin ánimo de lucro. El objetivo de esta nueva línea de ayudas es concentrar fondos públicos en las zonas más necesitadas dado que las líneas generales de apoyo, que cubren todo el territorio, tienden a aplicarse con más intensidad en las zonas más prósperas, con mayor dinamismo económico y social. Se hace preciso, por tanto, lo que puede denominarse una discriminación positiva para contribuir a frenar lo que podría ser una irreversible pérdida de población.

Esta iniciativa responde a las directrices del Consejo de Gobierno relativas a la necesidad de "impulso de las medidas económicas que aseguren el desarrollo rural".

La filosofía que la inspira la nueva Orden es la misma que se contiene en el anteproyecto de Ley de Desarrollo Rural aprobado por el Consejo de Gobierno al final de la legislatura anterior, de este modo se erige como un adelanto de lo que podrían ser los futuros Programas Comarcales de Desarrollo Rural.

La experiencia de este primer año ha sido fructífera, lo que hace suponer que para el próximo, en el que se dispondrá de mayor plazo para la difusión y gestión de las ayudas, se incrementará el número de proyectos promovidos por particulares y empresas privadas.

2753156