Visor de contenido web

Sota y Oria destacan la importancia de la prevención para reducir la siniestralidad laboral en el sector pesquero

En la presentación de la guía de vigilancia de la salud elaborada por técnicos especialistas del País Vasco, Asturias, Galicia y Cantabria 

Santander - 20.02.2018

Los consejeros de Economía, Hacienda y Empleo y de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Juan José Sota y Jesús Oria, respectivamente, han coincidido esta mañana en destacar la importancia de desarrollar medidas de prevención para reducir el "alto índice" de siniestralidad laboral que registra el sector pesquero.

Oria y Sota han realizado estas declaraciones en el acto de presentación de la 'Guía de vigilancia de la salud en el sector pesquero', que ha sido elaborada en común por técnicos en prevención de riesgos laborales de los institutos de seguridad y salud laboral del País Vasco, Asturias, Galicia y Cantabria.

Después de reseñar "las dificultades y de la dureza del trabajo en el mar" y sobre todo en el norte de España, por las condiciones meteorológicas adversas, Sota ha dicho que el conocimiento de las técnicas preventivas "nunca es demasiado".

El sector de la pesca destaca por tener los índices de incidencia más altos en accidentes, especialmente en lo que se refiere a los accidentes graves y mortales, por lo que Sota ha defendido la necesidad de una estrategia "específica", como la guía presentada hoy, que sirve como herramienta para adoptar medidas preventivas que mejoren las condiciones de trabajo.  

El consejero de Economía ha calificado este manual como "muy especializado", con protocolos médicos para hacer frente a los riesgos y vigilancia de la salud en cada uno de los puestos de trabajo en el sector, con la participación de médicos y personal sanitario.

 Empleos con riesgos

Por su parte, Jesús Oria ha ponderado el sector como un gran "motor de empleo" en las comarcas costeras de Cantabria, tanto de forma directa como indirecta, y ha dicho que esta actividad "conlleva riesgos", especialmente porque la "hostilidad" del medio en el que se desarrolla, y que según las estadísticas registra un índice de incidencia de accidentes que actualmente duplica el índice de incidencia medio del total de actividades económicas.

"Se trata de un sector que, además, ha sufrido drásticos cambios en poco tiempo, debiendo ajustarse de forma rápida a las nuevas políticas europeas. Esto ha supuesto un cambio importante en la flota, que ha tenido que transformarse para lograr eficiencia y rentabilidad de su actividad diaria pero que, además, ha perdido muchos activos en los últimos 20 años", ha remarcado Oria.

Igualmente, el consejero ha informado de que la flota cántabra cuenta actualmente con 132 barcos en los que faenan unos 825 tripulantes y está dominada por el segmento de las artes menores, de los barcos de cerco. En su conjunto produce un gran impacto sobre las grandes costeras que visitan el caladero del Cantábrico Noroeste y en especial del bocarte, del verdel o del bonito.

Al acto celebrado hoy, con más de un centenar de asistentes, han asistido, entre otros, la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López; el director general del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo, Amalio Sánchez, y la directora general de Trabajo, Ana Belén Álvarez.

5818345