El sur de Cantabria alberga los territorios de los Valles del Sur (Campoo y Valderredible), siendo una de las grandes desconocidas turísticas de Cantabria. Su ubicación, está entre la humedad del clima atlántico y la calidez del mediterráneo, entre la España Verde y la Meseta Castellana; simbolizado por el pico Tresmares, con una característica única en toda la Península Ibérica: nacen los ríos Ebro, Pisuergay Nansa, que van a parar, respectivamente, al Mediterráneo, el Atlántico y el Cantábrico. La zona es excelente para los deportes de aventura, la observación de la naturaleza y tiene un interesante patrimonio cultural. El mayor núcleo de población es Reinosa.

Campoo cuenta con paisajes impresionantes y bellísimos, destacando las sierras de Peña Labra y El Cordel (con alturas de más de 2.000 m), el nacimiento del Ebro en Fontibre, las hoces de este mismo río a su paso por Villaescusa, o todo el contorno del embalse.

Abundan los bosques de roble, abedul, encina y haya. Las vastas extensiones montañosas son el hábitat del lobo, el oso, el jabalí, el corzo y el tejón. El embalse del Ebro concentra grandes innumerables aves acuáticas y es parada obligada de muchas aves migratorias.

El patrimonio histórico-artístico del sur de Cantabria refleja el carácter fronterizo de esta zona, con vestigios de enfrentamientos entre cántabros y romanos en diversas zonas (Julióbriga). Testigos importantes de la cristianización son las ermitas rupestres de Valderredible, atribuidas al siglo IX. Las colegiatas románicas de Cervatos y San Martín de Elines se encuentran en la ruta del románico hacia el interior de la meseta. En este contexto se encuentra también el santuario de Montesclaros, rodeado de bosque, cuya fundación es anterior al año 1000.

Es en esta región de Cantabria es donde se encuentran los cinco Centros de Visitantes que componen la Red de Centros de Visitantes.

Esta Red, gestionada desde el Centro de Investigación de Medio Ambiente (CIMA), dispone de diversos equipamientos en Cantabria:

Monte Hijedo

EL BOSQUE Y SUS USOS

El centro muestra la riqueza forestal de Cantabria en general, pero de Valderedible de forma más concreta, del Monte Hijedo, así como la interrelación de estos bosques con la población local, los usos que se han dado de los recursos que el entorno genera, etc. Veremos de este modo cómo se desarrolla la naturaleza y cómo interviene el ser humano en estos ecosistemas. La visita permite conocer las formas y maneras en las que la sociedad se ha relacionado con los bosques a lo largo de la historia y como ha ido aprendiendo a aprovechar los recursos que este ofrece. Su madera ha sido fuente de energía para las ferrerías y materia prima para los carpinteros, bajo su cubierta crecen hierbas aromáticas y hongos comestibles, se produce miel y en los claros se aprovechan para alimentar al ganado. Todo ello forma un sistema complejo e independiente, lleno de sensaciones, de cuya fragilidad todos debemos ser conscientes.

Para ello, el centro está dividido en varias salas de esta casa-torre de origen medieval, que se conoce como la casa de los Capellanes. Los contenidos expositivos van recorriendo diferentes dependencias del edificio, como cuadras, graneros, corrales,  la vivienda o la bodega. El espacio se organiza en torno a dos patios, uno que está conectado a la puerta de acceso y otro, interior

La exposición se ha concebido con el objeto de interactuar en todo momento con los contenidos expositivos a lo largo del recorrido. Comienza su andadura con el árbol, como tema central, y su ubicación en los bosques cántabros.

    

Ver más ...

La Piedra en Seco

LA HISTORIA Y LA PIEDRA

Centro de Visitantes muestra en su primera planta las diferentes técnicas de construcción de la piedra en seco basándose en una técnica muy común por el valle. Se conocida así porque la materia prima, la piedra, provenía del medio que les rodea, sin ningún "aditivo" más.  ¿Qué es la piedra en seco? es una sencilla manera en la que los autóctonos se las arreglaban para poder construir con los elementos naturales que les rodeaba, en este caso las piedras. Se trata por tanto de una construcción en la que no se utilizan argamasas o morteros cementantes entre las piedras, sino que se aprovecha la fuerza de la gravedad para construir poco a poco piedra sobre piedra.  Se podrán observar diferentes técnicas de construcción de muros: (técnica cuña trabada", técnica dos sobre una, una sobre dos "técnicas paredes codoneras", "técnica paredes losiegas"). Además de muros construidos con piedras están los chozos, que son una construcción típica de esta zona. Éste tipo de refugios no solo están presentes en Cantabria, sino que también en muchas partes de España y del mundo; y en este Centro de Visitantes están representados en una sala una maqueta de cada uno de ellos.

Por otro lado en el Centro se podrá ver sobre un mapa el patrimonio cultural de este valle tanto en arte rupestre con los enterramientos y necrópolis como en ermitas rupestres heredaros del periodo medieval en que el cristianismo empezó a asentarse en Cantabria.

  

Ver más ...

Fontibre

Inmenso Ebro

Ubicado en Fontibre, aborda la historia y los usos del río Ebro; se explica el origen de su nombre, el Ebro como escenario bélico, la navegación durante los siglos XVII y XIX, los paisajes de la cuenca, la cultura molinera, sus ferrerías y batanes, el río como fuente de energía, sus puentes o su carácter industrial.

El nacimiento del río Ebro es un lugar privilegiado que cuenta con un bosque de ribera donde abunda los sauces, olmos, arces y fresnos que crecen alrededor de la surgencia, y que junto con la observación de una fauna variada, con ánades reales o truchas, hacen de este un espacio incomparable.

 

Ver más ...

Los Caminos de la Harina

UN CORREDOR HARINERO

Está situado en el edificio de un molino harinero emblemático, como es "La Montañesa", y, a través de maquinarias e instalaciones originales, imágenes, audiovisuales e información precisa, el visitante podrá realizar un recorrido visual del corredor del Besaya desde épocas remotas hasta la autovía del siglo XXI, conociendo la memoria de aquellos tiempos.

A lo largo de más de un siglo, desde finales del siglo XVIII, las aguas del Besaya molieron cantidades formidables -un río- de harina procedente de Castilla y con destino al puerto de Santander, al que llegaban en carros y vagones ferroviarios por varios caminos del valle. Éste pasó a convertirse así en un corredor industrial que prolongaba hacia el Norte el rosario de harineras asentado sobre el Canal de Castilla.

A finales del siglo XIX, con el inicio de su decadencia, muchas de las obras hidráulicas de esas fábricas de harinas servirán de base energética a un nuevo ciclo de industrialización ya no asentada en la molienda, que hará del Besaya uno de los espacios fabriles más caracterizados de la Cantabria contemporánea.

 

Ver más ...

Corconte

UN PANTANO CON UN APELLIDO EBRO

El centro es un edificio emblemático de la población de Corconte, ya que son las antiguas escuelas del mismo. Se muestra a los visitantes la importancia a un recurso renovable e importantísimo para la vida como es el agua, su ciclo de renovación y cómo influimos sobre el mismo los humanos con nuestro consumo y hábitos diarios.

El recorrido del Centro, se facilitan una serie de recomendaciones para un consumo más eficiente del agua; además de conocer la historia de la formación del pantano y sus consecuencias para los habitantes de la zona, podemos calcular el contenido de agua de nuestro cuerpo o asomarnos a vista de pájaro a la inmensidad del embalse desde el Centro, sin olvidarnos de los elementos interactivos, con lo que, por ejemplo, podremos conocer un poco más nuestros ríos, sus cuencas fluviales y todo lo que les rodea.

 

Ver más ...