Visor de contenido web

El Gobierno de Cantabria destina 500.000 euros a reactivar las ventas del sector del automóvil regional y mantener el empleo

Fecha de publicación:

29/06/2012

Ignacio Diego ha presentado una línea de ayuda de 1.200 euros a la compra de vehículos nuevos, de los cuales el Ejecutivo aporta 300 y los concesionarios 900

Santander- 29.06.2012

El Gobierno de Cantabria destinará 500.000 euros a reactivar las ventas del sector del automóvil regional y mantener los cerca de 3.000 puestos de trabajo fijos, entre distribución y taller, que en estos momentos genera en la Comunidad Autónoma.

Esta cantidad está dirigida a una línea de ayudas a la compra de vehículos nuevos en concesionarios cántabros, que esta mañana ha presentado en rueda de prensa el presidente de Cantabria, Ignacio Diego. En líneas generales, se trata de un descuento de 1.200 euros del precio total del coche, de los cuales 300 los aporta la Administración regional y los 900 restantes los propios concesionarios.

Esta ayuda podrá solicitarse a partir del 9 de julio y estará vigente hasta que se agoten los fondos, con un plazo tope de permanencia hasta el 15 de diciembre. Está orientada a la compra de vehículos nuevos, turismos, todoterrenos, furgonetas ligeras de hasta 3.500 kilos y vehículos kilómetro 0 matriculados en 2012, siempre que no superen los 30.000 euros de coste (impuestos incluidos) y se entregue a cambio un coche de más de 10 años de antigüedad para su achatarramiento.

Además, la iniciativa incluye una serie de acuerdos con entidades financieras para facilitar el pago de los turismos.

Ignacio Diego ha destacado que con esta medida el Ejecutivo persigue también, además de reactivar las ventas y mantener el empleo en el sector, renovar el parque automovilístico en Cantabria con vehículos más seguros y menos contaminantes.

Asimismo, ha explicado que un incremento del 10 por ciento en las ventas amortizaría la inversión del Gobierno, que al mismo tiempo obtendría mayores ingresos por vía de tasas e impuestos de matriculación. "Es un ejercicio de sensatez y sentido común aplicado a la gestión", ha dicho el presidente, quien además confía en que "a la larga" este sector pueda crear más puestos de trabajo.

Diego ha justificado la necesidad de esta línea de ayudas en la tendencia a la baja de las ventas en los últimos años en Cantabria, pasando de 25.070 vehículos en 2007 a 8.129 en 2011, mientras que la previsión para este año, según los cálculos que manejan los profesionales del sector, rondaría los 6.500 si no se toman medidas al respecto.

Cantabria, pionera

El presidente cántabro ha puesto el acento en que Cantabria es "pionera" en España no sólo en lo relativo a la implantación de esta medida de apoyo a las ventas de automóviles, sino también en la puesta en marcha de iniciativas "singulares" de reactivación económica y creación de empleo, entre las que se ha referido a `InverCantabria', las líneas de créditos y avales del Instituto Cántabro de Financias (ICAF) y la Sociedad de Garantía Recíproca (SOGARCA), o el Plan de Empleo firmado esta misma semana con los agentes sociales y la patronal.

"Otras comunidades autónomas están poniendo los ojos sobre nosotros", ha dicho, al tiempo que ha reafirmado la pretensión de su Gabinete de "no resignarse y tomar la iniciativa frente a la crisis".

Ignacio Diego ha recordado la importancia del sector del automóvil en la Comunidad Autónoma, tanto por el número de concesionarios existentes como por el peso de la industria de componentes, con una facturación anual cercana a los 500 millones de euros.

De ahí que el Gobierno regional haya puesto en marcha esta medida para reactivar las ventas, que se suma a otras como el Plan Innpulsa, dotado con 8 millones de euros y del que también se benefician empresas del sector, o la línea de crédito de 220 millones de euros concedida por el Gobierno de España.

También ha mencionado el presidente la recuperación este año de la Feria `Automoción' de Torrelavega, que es un escaparate importante de promoción y que había permanecido paralizada en los dos últimos años.

Finalmente, el presidente de Cantabria ha lanzado un mensaje de optimismo y confianza en la recuperación regional, y ha agradecido la colaboración de los representantes del sector del automóvil, a quienes ha considerado un ejemplo de la actitud que hay que tener para superar la crisis.

Ignacio Diego ha estado acompañado en la rueda de prensa por el consejero de Innovación e Industria, Eduardo Arasti; Tomás Parte, de Ascauto; José Emilio Criado, miembro de la Junta Directiva de Ganvam; Víctor Carpintero, representante del Colegio Oficial de Gestores, y Martín Moya, gerente de Auto Palas.

Éste último, en representación de los presentes, ha agradecido la sensibilidad del Gobierno de Cantabria con el sector y ha confiado en que la medida incite la compra de alrededor de 1.000 vehículos, si bien un incremento del 30 por ciento, como se ha dado con otras campañas similares, supondría la venta de 1.500 nuevos coches.

Asimismo, Moya ha resaltado que las ayudas ofrecidas hasta ahora nunca habían alcanzado la cantidad actual de 1.200 euros sin impuestos, que es, en su opinión, un descuento "muy importe" para los compradores.

1682997