Visor de contenido web

Diego destaca que el Centro de Proceso de Datos del Banco Santander es un exponente de la "Cantabria internacionalizada y abierta al mundo"

Fecha de publicación:

16/12/2011

Diego y Botín, en diferentes momentos de la inauguración del CPD (Raúl Lucio)

Diego y Botín, en diferentes momentos de la inauguración del CPD (Raúl Lucio)

El presidente regional ha asistido a la inauguración de esta instalación que ha supuesto una inversión de 240 millones de euros y creará 250 puestos de trabajo

Santander- 16.12.2011

El presidente regional, Ignacio Diego, ha destacado hoy que el Centro de Proceso de Datos (CPD) que el Banco Santander ha inaugurado esta mañana en Solares, en el Polígono Industrial de Marina y Medio Cudeyo, es un exponente de la "Cantabria internacionalizada y abierta al mundo", una Comunidad que -ha explicado- quiere competir "no solo para sobrevivir", sino fundamentalmente para generar "calidad de vida a los ciudadanos de esta tierra".

En su intervención en el acto inaugural, Diego ha elogiado el compromiso personal con Cantabria del presidente del Santander, Emilio Botín, y ha destacado la identidad cántabra de este banco que por sí mismo constituye un "factor de mecenazgo y de dinamización de la economía regional".

El presidente ha puesto en valor la inversión realizada, 240 millones de euros, y el número de trabajos estables que va a generar el CPD, cerca de 250. Asimismo, ha resaltado su capacidad de atracción de otros proyectos empresariales y el "estímulo" que supone para iniciativas como el Campus de Excelencia Internacional, que formará a estudiantes de disciplinas relacionadas con el sector y generará sinergias en el ámbito de la investigación y la innovación.

Para Diego, activos como el Santander, Valdecilla, la Universidad, la Fundación Comillas o el Patrimonio de la Humanidad cántabro ponen a la Comunidad "en el mapa del mundo" y contribuyen a que se consolide entre las regiones prósperas de Europa.

Finalmente, ha animado a Emilio Botín y a la entidad que preside a seguir implicado con Cantabria y a colaborar en el objetivo que capitanea la acción del Gobierno regional, que no es otro que sacar a Cantabria de la difícil situación actual y avanzar hacia una "etapa de optimismo".

"Hay que valorar el activo que Emilio Botín y el Banco Santander suponen para Cantabria, y este Gobierno lo sabe hacer", ha concluido Diego.

Por su parte, el presidente del Santander se ha mostrado "encantado" por poner en marcha en Cantabria un proyecto de gran importancia estratégica para el Banco que dará mayor seguridad a sus operaciones, gracias a una "apuesta tecnológica de vanguardia a nivel mundial", y será un agente "potenciador" del tejido industrial de la región.

Además del número de empleos que va a generar, Botín ha destacado que en su construcción han participado 500 personas y que, de las 24 empresas que ha participado en los trabajos, 18 de ellas eran cántabras, como cántabra es también  la UTE que se encargará del mantenimiento de las instalaciones.

Entre otras cualidades del CPD, Emilio Botín ha subrayado que es un "referente internacional en eficiencia energética" y permitirá un ahorro de energía equiparable, a modo de ejemplo, al consumo de la ciudad de Santander durante todo un mes.

Por último, se ha mostrado convencido de que Cantabria sabrá sacar "el máximo partido" a la instalación y ha ofrecido el apoyo del Banco Santander al Gobierno regional para desarrollar en el futuro nuevos proyectos en beneficio de la Comunidad.

Diego y Botín han estado acompañados por los consejeros de Innovación e Industria, Eduardo Arasti; Obras Públicas, Francisco Rodríguez Argüeso; Economía, Cristina Mazas, y Medio Ambiente, Javier Fernández; el delegado del Gobierno en funciones, Agustín Ibáñez; la alcaldesa de Medio Cudeyo, María Antonia Cortabitarte; el rector de la UC, Federico Gutiérrez-Solana, y una amplia representación de autoridades regionales.

Al término de las intervenciones, las autoridades han realizado un recorrido por las instalaciones y han conocido los detalles del CPD de manos del director de Operaciones del Banco Santander, José María Fuster.

Características

El de Cantabria es el quinto CPD que la entidad pone en funcionamiento después de los existentes en Madrid, Londres, México y Brasil, así como el más avanzado de todos ellos desde el punto de vista tecnológico. Conocido como ¿búnker', se trata de un centro de alta seguridad que permite un aumento del 30% del espacio de almacenamiento de las bases datos y servidores de proceso del Grupo. Junto a los otros cuatro centros repartidos por el mundo, el Banco Santander da cobertura en sus operaciones a más de 100 millones de  clientes.

El complejo se ha levantado sobre una parcela de 300.000 metros cuadrados y consta de dos edificios de 14.000 metros cuadrados cada uno, salas técnicas de 3.000 metros cuadrados, una torre de comunicaciones de casi 60 metros de altura y tres accesos diferentes. Además, el espacio en el que se ubica tiene capacidad para albergar otros dos edificios más en previsión de las necesidades futuras del Grupo.

Entre otros avances, dispone de la certificación LEED, que distingue a los edificios que han demostrado un compromiso con la sostenibilidad al cumplir los estándares de más alta eficiencia. Además, el consumo energético de la instalación de Cantabria será un 35% menor que la de otros centros similares considerados como eficientes y se conseguirá un ahorro de más de 24 millones de kilos anuales de monóxido de carbono.

Por su capacidad tecnológica, los cinco centros neurálgicos o CPDs permiten gestionar una gran cantidad de información y realizar más de tres billones de transacciones anuales, 10.000 transacciones de negocio por segundo y un billón de comunicaciones anuales a clientes. Además, almacenan 4.500 terabytes de información y engloban 50.000 dispositivos informáticos en su configuración.

1507442