Mazón anuncia que el nuevo puente de Golbardo podría estar concluido a finales de agosto

El consejero ha supervisado la instalación de la estructura metálica, la fase "más espectacular" de este proyecto que tiene una inversión cercana a los 4 millones

 

Santander - 17.05.2018

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, ha presenciado el comienzo de la fase deinstalación de la estructura metálica del nuevo puente de Golbardo, la "más espectacular" de una obra cuya inversión por parte del Gobierno de Cantabria ronda los 4 millones de euros y que, según ha anunciado, podría estar concluida a finales del mes de agosto. 

En este sentido, Mazón ha destacado que esta actuación, de las más importantes de la legislatura,responde a la necesidad de solucionar el problema de circulación que presentaba el antiguo puente, anejo al nuevo, que no podía soportar el tráfico de vehículos pesados dada su estrechez, lo que motivó la construcción de una nueva infraestructura que facilite la descongestión del tráfico en ese punto y el acceso a la costa de todo tipo de vehículos. 

Esta mañana ha tenido lugar la colocación de la primera pieza de la estructura metálica, con un peso superior a las 150 toneladas y que, según ha detallado el consejero, ha requerido de "gran precisión" en el desarrollo de la maniobra. Además, ha mostrado su satisfacción ante el ritmo que han tomado los trabajos,que invita a ser "optimistas" en los plazos de finalización.

En el acto, el consejero ha estado acompañado por el alcalde de Reocín, Pablo Diestro; el director general de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, así como por técnicos de la Consejería y de la empresa ASCAN, adjudicataria de la obra. 

Puente del siglo XXI

Desde la Consejería se ha intentado respetar al máximo las características del antiguo puente de Golbardo, pero utilizando para la construcción de la nueva infraestructura materiales acordes al tiempo actual, con un diseño de tipología mixta que incluye la utilización de hormigón y metal como elementos principalesde la obra para construir un puente del siglo XXI, ha subrayado Mazón.

El nuevo puente tiene una longitud de 210 metros y está formado por un arco inferior realizado con vigas Vierendell metálicas, que descansan sobre pilares apoyados en el cauce del río Saja, mientras que la luz principal, de 60 metros y situada sobre el cauce del río, se salva con un arco de 60 cm de espesor creado con dos vigas de acero y que ha sido rebajado para proporcionar una imagen más moderna. 

Además, la nueva plataforma, dotada de una anchura de 12 metros, dispondrá de dos carriles de 3,5 metros cada uno y aceras de 1,65 metros para que los peatones puedan disponer de una zona protegida que les permita pasear con normalidad por el entorno. 

 

 

 

 

6118802