La directora del ICASS subraya la posición de liderazgo de Cantabria en materia de dependencia que se sitúa por encima de la media estatal

Felisa Lois opina que podría encontrarse en "mejor situación" si el Estado hubiera abonado los 45 millones que, desde el recorte de 2012, le hubieran correspondido a la Comunidad Autónoma

Santander - 12.09.2017

El  sistema cántabro de promoción de la autonomía personal y atención a la dependencia se sitúa "por encima de la media estatal", aunque "podría encontrarse en mejor situación" si el Estado hubiera abonado los 45 millones que desde 2012 le hubieran correspondido, de no haber aplicado Rajoy los recortes del Real Decreto Ley 20/2012, según la directora del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), Felisa Lois.

La directora del ICASS ha recalcado la posición destacada de la Comunidad Autónoma coincidiendo  con la difusión, esta mañana, de los datos oficiales sobre financiación de la Ley de Dependencia, con motivo del seminario de la UIMP 'Diez años de la Ley de Dependencia: balance y retos de futuro', y que ha dado a conocer el presidente del Observatorio Estatal para la Dependencia, José Manuel Ramírez.

Para Lois, la deuda del Ejecutivo central, que Díaz Tezanos "ha reclamado y sigue reclamando de manera activa" al Gobierno de Mariano Rajoy, "supone una media de 9 millones de euros al año que nuestra comunidad ha dejado de percibir, y con los que se podría atender a cerca de 1.200 personas y generar 200 empleos directos más en el sector".

El Gobierno de Cantabria está haciendo una "defensa heroica" de la dependencia financiando con su propio presupuesto lo que el Estado no hace, "y aún así somos la  comunidad que más invierte por habitante en dependencia", ha subrayado la directora del ICASS.

Según Lois, Cantabria es la comunidad autónoma que más invierte en dependencia por una característica específica del sistema en nuestro territorio: el 26,7% de los dependientes cántabros elige una plaza de residencia, el servicio de mayor coste, frente al 13,69% de la media estatal que opta por este recurso.

Cantabria atiende a unos 15.033 dependientes, con un total de 16.595 prestaciones, al poder disponer cada persona dependiente de más de una prestación.

Del total de 19.346 dependientes, 15.033 ya tienen prestación asignada, 1.709 están pendientes de resolver, 437 ya han sido valorados y están en lista de espera y 2.135 expedientes han desistido o renunciado.

Felisa Lois ha explicado que es en estos últimos datos en los que existe una divergencia entre el IMSERSO y el Gobierno de Cantabria a la hora de establecer su clasificación, ya que mientras para el IMSERSO Ejecutivo autonómico no los considera como tal, puesto que por diversas razones, es el propio ciudadano el que ha desistido, por ejemplo, al no aportar la documentación requerida, o ha renunciado a elegir cualquiera de los recursos ofertados.

A juicio de Lois, son muchas las iniciativas acometidas desde el Gobierno de Cantabria desde 2015 para  potenciar el papel de la dependencia en nuestra comunidad y, entre ellas, ha destacado la reducción de los copagos; la concertación de 344 plazas nuevas; el aumento en más de 150 del número de beneficiarios del servicio de ayuda a domicilio; la apertura de la teleasistencia de nuevo a la gratuidad; el establecimiento de nuevos servicios de apoyo a personas cuidadoras y la convocatoria de pruebas para poder expedir certificados de profesionalidad y formación continua.

La directora del ICASS ha demandado al Estado un Pacto sobre la Dependencia dotado con una financiación suficiente para la sostenibilidad del sistema, y ha instado a Rajoy "a reconocer la deuda en materia de dependencia con Cantabria en una partida presupuestaria extraordinaria en los Presupuestos Generales del Estado de 2018".

Todo ello con el objetivo  de recuperar un sistema de Dependencia que constituye un "reto estratégico de primer orden y una cuestión crucial para más de 1,5 millones de personas en España y que es un sector que genera empleo y un retorno económico importante".

5047628