"La regulación turística de las cabañas permite preservar el patrimonio cultural y facilita la revitalización económica de los Valles Pasiegos", asegura Arasti

El consejero de Turismo visita `Cabañas con encanto', un proyecto empresarial que inicia su andadura en San Roque de Riomiera con la apertura de los tres primeros alojamientos en la región

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Eduardo Arasti, ha asegurado que la regulación turística de las cabañas pasiegas "permite preservar  un patrimonio cultural y etnográfico de primer orden y facilita la revitalización económica de los Valles Pasiegos".

Así lo ha afirmado hoy durante la visita que ha realizado a los establecimientos de `Cabañas con encanto', un proyecto empresarial que inicia su andadura en San Roque de Riomiera con la apertura de las tres primeras cabañas pasiegas destinadas a uso turístico en la región.

El consejero, que ha estado acompañado del gerente de `Cabañas con Encanto', Agustín Valentín-Gamazo, y el alcalde de San Roque de Riomiera, Antonio Fernández, ha  destacado el "carácter pionero" de esta iniciativa empresarial surgida gracias al Decreto aprobado por el Gobierno de Cantabria el pasado mes de julio que reconoce una tipología de alojamiento específico y una regulación propia para estas edificaciones.

Arasti ha recordado que, además, de garantizar la conservación de un patrimonio arquitectónico singular que forma parte del paisaje, la cultura y la etnografía pasiegas, el Gobierno de Cantabria busca con este Decreto "facilitar nuevas salidas económicas a los propietarios de cabañas pasiegas".

"Adaptar las cabañas a usos turísticos es una propuesta de evolución más que de transformación", ha señalado el titular de Turismo al referirse a las oportunidades que pueden ofrecer estas construcciones tras dejar de cumplir su tradicional cometido de viviendas ganaderas.

"Los propietarios pueden contar así con un nuevo medio de vida y una nueva forma de emprender y dar empleo a la población joven de los municipios pasiegos en un sector como el turístico con muchas potencialidades de crecimiento", ha insistido.

Arasti también se ha referido al efecto dinamizador que representa la ampliación de la plazas en la oferta alojativa de las comarcas pasiegas "con lo que ello conlleva de atracción de turistas"  y el valor añadido que supone para la oferta turística de Cantabria "al poder ofrecer un producto único y exclusivo que solo existe en la región y que permite disfrutar del entorno y los paisajes rurales de una forma distinta".

Regulación específica

La normativa elaborada por la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio referente al uso turístico de las cabañas pasiegas desarrolla en su articulado una regulación específica para esta tipología de alojamiento, adaptada a la identidad propia de estas edificaciones en la que se tiene en cuenta las características del espacio de la comarca pasiega y sus aspectos diferenciadores.

De esta forma, el decreto regula estas edificaciones de forma independiente a lo determinado para los establecimientos de uso turístico en el medio rural, garantizando su conservación y características arquitectónicas, además del patrimonio paisajístico de los Valles Pasiegos.  El articulado del mismo contempla requisitos de orden arquitectónico y garantiza, al mismo tiempo, el servicio y la comodidad propios de un alojamiento turístico.

El decreto considera cabañas pasiegas aquellas edificaciones catalogadas como tales por parte de los 19 municipios contemplados en el mismo (Arredondo, Castañeda, Corvera de Toranzo, Liérganes, Luena, Miera, Puente Viesgo, Riotuerto, Ruesga, San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera, Santa María de Cayón, Santiurde de Toranzo, Saro, Selaya, Soba, Vega de Pas, Villacarriedo y Villafufre)  

El consejero de Turismo ha reconocido, en este sentido, el trabajo y el interés que el presidente de la Asociación de Propietarios de Cabañas Pasiegas, Fernando Diego, y el alcalde de Vega de Pas, Juan Carlos García ¿que también ha estado presente en la visita- han desarrollado para que la regulación turística de las mismas sea hoy una realidad. 

`Cabañas con encanto'

La nueva normativa  ha posibilitado  la rehabilitación por parte de la iniciativa privada de tres cabañas hasta el momento abandonadas en San Roque de Riomiera y ha dado lugar al proyecto `Cabañas con encanto'.

Este proyecto ha restaurado estas construcciones para mantener su patrimonio y ofrecer, al mismo tiempo, un nuevo concepto de turismo rural de alta calidad y con encanto: vivir en una cabaña tradicional rehabilitada con detalle para sentirse en pleno contacto con la tradición y la naturaleza.

Un nuevo producto, exclusivo de Cantabria, asociado a valores como la experiencias, las emociones y las costumbres propias del lugar.

Agustín Valentín-Gamazo ha explicado que la rehabilitación "se ha hecho de forma artesanal, conservando la estructura y materiales originales, y cuidando, a la vez, la calidad y los detalles para crear un alojamiento exclusivo".

"Nuestro objetivo es convertir `Cabañas con encanto' en un referente a nivel internacional de recuperación de un entorno privilegiado y de desarrollo sostenible, ofreciendo una oferta de turismo rural de calidad", ha señalado Valentín-Gamazo, después de adelantar que a medio plazo la oferta se ampliará con otros tres alojamientos más.

3359924